El manual de la Guardia Civil para que no te cuelen dinero falso

  • Dinero
  • 17-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Redacción

La Benemérita alerta de la proliferación de monedas fraudulentas destinadas a su uso en máquinas 'tragaperras' y dispensadoras.


Aunque algunos sectores de la sociedad piensen lo contrario, la Guardia Civil sigue trabajando para velar por la seguridad de todos los españoles.

La desconfianza ante billetes arrugados, rotos o de aspecto diferente ha crecido en la población durante los últimos años, pero a su vez, la alerta se reduce cuando se hace referencia a las monedas.


En la mayoría de los casos pasan de la mano al bolsillo sin revisar si el cambio es el correcto, y mucho menos si el euro es real o falsificado.

En ese sentido, la Benemérita ha alertado de que hay monedas en circulación que podrían ser falsas.


Las 'tragaperras', la principal amenaza

Estas monedas se utilizan en máquinas 'tragaperras' y dispensadoras debido a sus dificultades para diferenciar una moneda legal de otra que no lo es, pero las falsificaciones son a veces tan buenas que luego pasan de mano en mano sin que muchos ciudadanos, incluso dependientes de comercios, tengan la capacidad suficiente para distinguirlas.

Por ese motivo, el cuerpo policial de origen militar ha compartido una serie de consejos para detectarlas.

El canto, una de las claves

El canto de las monedas es único según su valor y constituye una de las formas más rápidas para detectar el fraude.

La moneda de 2 euros tiene una leyenda con varias estrellas, mientras que el canto de las monedas de 1 euro presenta un estriado discontinuo. El borde de las de 50 céntimos tiene festones u hondas y el resto de céntimos presentan cantos lisos o con pequeñas hendiduras.

Las monedas de 1 y 2 euros tienen una acuñación bimetálica y son fácilmente identificables por sus colores: doradas por fuera y plateadas por dentro las de 1 euro, y con los colores invertidos en el caso de las de 2 euros.

Por su parte, las monedas de 10, 20 y 50 céntimos son totalmente doradas y su metal es una aleación única de oro nórdico, muy difícil de fundir y que lo hace idóneo para acuñar monedas.

Sin embargo, además del color hay que advertir que tienen el distintivo típico del euro: un mapa de la Unión Europea serigrafiado en la cruz de la moneda. Las monedas de menos valor tienen un globo terráqueo en el que aparece Europa, África y Asia.

¿Y qué pasa con los billetes?

El mayor valor económico del papel moneda lo hace muy susceptible de ser falsificado, aunque cada vez se cuenta con más medidas de seguridad y es más difícil proceder a su falsificación.

Fijarse en el tacto del billete es crucial para evitar el fraude y, si es auténtico, debe ser resistente y áspero, con relieve en las zonas de la imagen principal, las letras y las cifras más grandes.

Las claves más importantes para verificar la autenticidad de un papel moneda son los siguientes: que se distinga la marca de agua al poner un billete a contraluz, que sea del mismo valor monetario del que aparece en la esquina y que se distingan las estrellas amarillas de la bandera de la Unión Europea.

A pesar de las precauciones tomadas al respecto, no se ha podido evitar que en 2016 se retiraran en España un total de 684.000 billetes fraudulentos.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario