El lapsus de Pablo Iglesias con el sexo oral: dejó a todos en 'shock'

  • Política
  • 27-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El brutal gazapo sorprendió a España


La llegada de los nuevos partidos a la política al calor del impacto social que supuso el movimiento del 15-M dejó dos formaciones políticas en una carrera mano a mano por hacerse con La Moncloa en uno de los momentos de mayor inestabilidad política del país. España se asentaba en el camino de la recuperación y comenzaba a crecer después de haber dejado atrás la crisis económica y financiera, pero la dificultad de formar gobierno ante la falta de un vencedor claro en las elecciones y la inexistencia de acuerdos entre partidos desembocó en un largo periodo de elecciones que costó una fortuna al Erario público.

Los debates previos a unos comicios generales son un espacio lleno de tensión y problemas, en el que los candidatos ponen en riesgo su imagen pública y se exponen totalmente con el objetivo de convencer a los españoles de sus propuestas. Por eso, 'tener un mal día' no es una opción y se debe mostrar una imagen de fuerza y determinación delante de electorado, con las ideas claras y sin errores en las formas ni en el fondo.



Naturalmente, la tensión juega malas pasadas. Son ya archiconocidos los gazapos cometidos por otros políticos, pero el de Pablo Iglesias fue una auténtica salvajada que sorprendió a todos los españoles que estaban en el salón de sus casas viendo el debate por televisión. Muchos, incrédulos, tuvieron que ver la repetición del debate para comprobar si realmente el líder de la formación morada había dicho aquella palabra.

El error se produjo durante el tratamiento del bloque de políticas sociales, más concretamente, aquellas que plantean un apoyo directo a las mujeres maltratadas o víctimas de delitos sexuales. Iglesias, siempre tan reinvindicativo y dispuesto a aprovecharse de todo y de todos, usó su tiempo de intervención para sobrevalorar el trabajo de Podemos en esta materia con un remate que certificó el error: "Hay que dar la razón a las mujeres que están escandalizadas con lo que hemos visto en Manresa, con lo que hemos visto con tantas mamadas"



La corrección por parte de Iglesias fue inmediata, pero el daño ya estaba hecho. A pesar de este lapsus, ninguno de los candidatos perdió la compostura. En especial Pablo Casado, el entonces líder del Partido Popular y que estaba siendo enfocado por las cámaras mientras Iglesias hablaba en un lado de la pantalla. El político popular encajó el gazapo sin apenas mover un músculo.

Este error en público solo fue el primero de muchos: los sucesivos intentos de formar Gobierno de Pedro Sánchez también dejaron uno de estos errores, en una clara premonición de lo que sería su mandato en España junto con la formación del propio Pablo Iglesias: "Vamos a ampliar y reforzar las puertas giratorias ampliando el periodo de compatibilidades a cinco años". El candidato del PSOE dijo justo todo lo contrario a lo que buscaba afirmar y desencadenó un incendio en redes sociales.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario