El juez Llarena le borra la sonrisa a Puigdemont: detención asegurada

  • Cataluña
  • 12-06-2021 | 09:06
  • Escribe: Blanca Torres

El fugado podría volver a España aprovechando la mano abierta del Gobierno, y la reforma del delito de sedición del que está acusado.




Los independentistas de JxCat celebraban, hace unos días, la decisión del Tribunal General de la UE (TGUE) de paralizar, de forma temporal, la suspensión de la inmunidad parlamentaria de Carles Puigdemont, así como de sus segundos Clara Ponsatí y Toni Comín. Y es que esta decisión judicial era entendida por los secesionistas como un 'varapalo' de la justicia europea hacia la española y, en concreto, al juez Llarena.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad: y es que, según han podido saber fuentes de El Confidencial, el magistrado podría ordenar la detención de Carles Puigdemont, si el fugado de Waterloo decide volver a territorio español, a pesar de esa inmunidad.



El primer acto de desobediencia del Govern: ni caso a la Selectividad en castellano

Y es que a pesar de la decisión del TGUE, la tesis expresada por el juez Llarena sigue vigente, por lo que la posición de Puigdemont como eurodiputado no le exime de ser juzgado por los delitos por los que está imputado, y por los que cumplen condena otros líderes del 1-O como Oriol Junqueras.



Así pues, seguirán vigentes las órdenes de búsqueda, detención e ingreso en prisión del ex president de la Generalitat, tal y como estipulaba el auto del suplicatorio presentado por el magistrado ante el Parlamento Europeo en 2020, aconsejando el abogado de Puigdemont que no se arriesgue a volver a Cataluña ante el riesgo de detención.

Puigdemont podría entregarse voluntariamente

A pesar de este varapalo del Tribunal Supremo al independentista de Waterloo, los planes parecen favorecer el regreso de Carles Puigdemont a España en menos de dos años.



Los líderes del independentismo comparten cárcel pero no se hablan

Por un lado, los indultos propuestos y en vías de trámite que han organizado el Gobierno de España para los líderes del procés podrían implicar también el 'perdón' de Carles Puigdemont y los suyos, que no entrarían en prisión a pesar de regresar a España y ser condenados. Menos aún, tras las las palabras de Ione Belarra, que defendía la necesidad del regreso de los 'exiliados' separatistas para "normalizar la situación" catalana.



Del mismo modo, la reforma del delito de sedición, del que están acusados el expresident y los suyos, supone una reducción sustancial de las condenas, por lo que podría ser un 'mal menor' para Puigdemont, en caso de volver al país y ser detenido por sus delitos contra la integridad y unidad de España en le proceso separatista.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario