El juez deja a Puigdemont tieso por su denuncia contra la broma del tanque

  • Cataluña
  • 28-09-2018 | 10:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El juez archiva la denuncia y le da a Puigdemont una lección de coherencia en el redactado de la sentencia.


El caso de los dos jóvenes que amenazaron a Carles Puigdemont desde un tanque grabando un vídeo con comentarios contra el expresidente de la Generalitat, no tendrá consecuencias jurídicas. El juez ha decidido archivar el caso.

El caso se produjo en diciembre de 2017 en Zaragoza y el vídeo se convirtió en un fenómeno viral porque los dos jóvenes amenazan a Puigdemont con ir a verle a Bruselas con el tanque.. 


El juez ha desestimado la denuncia presentada por los abogados de Puigdemont por delitos de amenazas y odio. Según la sentencia, las supuestas amenzas son una farsa sin ningún valor intimidatorio y que no existe ningún indicio de que quisieran hacer llegar el mensaje directamente al expresidente de la Generalitat ahora huido de la Justicia española en Bélgica.

 


El juez entiende que el vídeo es penalmente irrelevante y que está producido en tono festivo y mordaz porque los denunciado se limitaban a reirse del político y también de sí mismos. Y no ve indicios ni de amenazas, ni de injurias ni de odio.



RAC1 ha tenido acceso a la sentencia en la que se puede leer:

-"Tildar de seria amenaza lo dicho por los denunciados sería tanto como decir que los trabucaires de un pueblo catalán que en agosto de 2014 apuntaron hacia el piso de un concejal no independentista y dispararon con pólvora pero sin proyectiles hacia su casa amenazaron a dicho político cuando lo cierto es que la denuncia presentada por tal concejal fue archivada

-Es así que tras un proceso con constantes alusiones a la épica, a la gesta, a la dignidad, a la unión de todos los independentistas frente un supuesto adversario construido con constantes distorsiones históricas, culturales y sociales, el promotor del impulso final se convirtió en un prófugo dejando con su acción a sus más directos colaboradores en las puertas de la cárcel 

-Antes que otros dirigentes independentistas acudieran a declarar en una causa por rebelión [...] Carles Puigdemont huyó de España, agazapado en el maletero de un automóvil dejando a sus compañeros antes de su declaración judicial como investigados con la evidencia del riesgo de fuga, que podía apreciar el juez a efectos de una posible medida cautelar personal, era más que tal peligro una realidad".

La sentencia no es firme y Puigdemont puede recurrirla.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario