El jefe de la ETA Josu de Mondragón ya está suelto paseando por la calle

  • Política
  • 23-11-2020 | 13:11
  • Escribe: Guillermo Vives

El histórico dirigente etarra ya ha cumplido 29 años y ocho meses de condena en la prisión.


El preso de ETA Josu Arkauz Arana, alias 'Josu de Mondragon' ha quedado en libertad tras pasar 29 años y ocho meses en prisión, mientras que la reclusa Olatz Lasagabaster cumplirá el resto de su condena en casa con una pulsera telemática, según ha informado Etxerat.

La asociación de familiares de presos de ETA ha precisado que Josu Arkauz Arana ha abandonado la cárcel de Valladolid tras cumplir 29 años y ocho meses en prisión.


Máximo responsable de la coordinación de los comandos terroristas

El histórico miembro de ETA Josu Arkauz Arana fue detenido el 18 de marzo de 1991 en Bayona (Francia) y estaba condenado a 115 años por la Audiencia Nacional. Josu Arkauz era el hombre de confianza de los responsables del aparato militar José Javier Zabaleta Elosegi y 'Pakito', ex número uno de la banda y, posteriormente, crítico con ETA, con el que coincidió en la cárcel de Zuera en Zaragoza. Arkauz fue también máximo responsable de la coordinación de los 'comandos' de la banda terrorista.

El "tiro en la nuca" y el "sello de ETA" están presentes en el debate de los presupuestos


Josu Arkauz fue condenado, entre otros, a 45 años por la comisión de tres delitos frustrados de lesiones terroristas relacionados con el envío, en abril de 1989, de tres paquetes-bomba que pudieron ser desactivados y habían sido destinados al ex delegado del Gobierno en el País Vasco y exgobernador civil de Guipúzcoa Julen Elgorriaga; al exministro de Interior y de Transporte y Comunicaciones José Barrionuevo, y al funcionario de prisiones Antonio Sánchez Sobrino.

También fue condenado a 33 años por los delitos de atentado y estragos, al considerar acreditado que proporcionó al "comando Ipar Haizea" las granadas que se utilizaron para atentar contra las dependencias del Cuerpo Nacional de Policía del barrio de Aldapeta de San Sebastián, en 1990. Asimismo, se le consideró autor del envío, en abril de 1989, de una carta-bomba a un policía nacional de Irún (Guipúzcoa) que, por error, recogió un vecino y otra al entonces ministro de Justicia, Enrique Múgica, que fue desactivada por las Fuerzas de Seguridad.



La memoria histórica se olvida de ETA

A mediados del pasado mes de octubre, Arkauz Arana fue acercado desde la prisión de Murcia a la cárcel de Valladolid, donde, a su salida, le han aguardado familiares que le han entregado una bandera en la que se reclama el acercamiento de presos.

El caso de Olatz Lasagabaster

Asimismo, Etxerat también ha informado este lunes de que la presa de Usurbil Olatz Lasagabaster Anza cumplirá el resto de su condena en casa, con una pulsera telemática, de manera que no tendrá que regresar a prisión.

Tanto Olatz Lasagabaster Anza como su pareja, el también preso Patxi Uranga Salbide, -ambos en tercer grado- abandonaron este mismo mes la prisión de Aranjuez para ser trasladados a la de Martutene, en el País Vasco.

El repugnante etarra 'Tontxu', a un paso de prisión por humillar a las víctimas del terrorismo

Su situación familiar provocó una campaña para evitar que Olatz Lasagabaster fuera separada de su hija, que, al cumplir el pasado mes de enero tres años, tenía que dejar de convivir en la cárcel con su madre. Además de esta hija, la pareja de presos tiene otra más pequeña, nacida este verano.

En 2011, la Audiencia Nacional condenó a 12 años a Patxi Uranga y Olatz Lasagabaster, a los que se consideró integrantes de una "pareja-comando" desarticulada en junio de 2009 que, tras contactar con la dirección de la banda, había recibido material explosivo para cometer atentados.

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario


Deja tu Comentario