El insoportable Puigdemont tiene una pataleta infantil y paga el 'veto' de España con el juez Llarena

  • Cataluña
  • 01-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Guillermo Vives
Puigdemont pide que el juez Llarena se aparte de la causa del 'procés' por no ser imparcial


El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont ha pedido que el juez Pablo Llarena se aparte de la causa del 'procés' por no ser imparcial. La pataleta del separatista fugado viene marcada por la decisión del Tribunal Supremo de no modificar su situación.

Carles Puigdemont, junto a Toni Comín y Clara Ponsatí, ha presentado este miércoles un escrito al Tribunal Supremo para recusar al magistrado instructor de la causa contra el 'procés'. El político independentista, que se fue de España a finales de 2017 para no responder ante la justicia, ha puesto el foco en el juez Llarena.



Puigdemont 'mamó' desde bien pequeño el franquismo y su primer trabajo fue 'por Dios y por España'

El expresidente catalán ha argumentado que Pablo Llarena vulnera el derecho a un juez imparcial después de que el magistrado fuera premiado por la Fundación Villacisneros, una entidad españolista que se ha posicionado varias veces contra el independentismo.



Dicha fundación también ha pedido el encarcelamiento de Carles Puigdemont en muchas ocasiones por saltarse la ley en el 2017. Por ello, el expresidente de la Generalitat de Cataluña ha pedido al Tribunal Supremo que aparte al juez Pablo Llarena de todo lo relacionado con el 'procés'.

Gonzalo Boye, abogado del expresidente catalán Carles Puigdemont y de otros exiliados separatistas, ha presentado un escrito sobre el juez Pablo Llarena enfocando el aspecto en ese premio de la Fundación Villacisneros y en la ideología de dicha asociación.



"La aceptación de la distinción por parte del magistrado instructor ha comprometido definitivamente su apariencia de imparcialidad. No se puede pretender que, después de eso, Llarena pueda conservar ninguna apariencia de imparcialidad para la instrucción de la causa", ha escrito Gonzalo Boye en el citado escrito.

La conspiración de Puigdemont: ha perdido completamente la cabeza tras su detención



Una pataleta más del independentismo

El independentismo, y concretamente Carles Puigdemont, está abonado a las pataletas. Cuando algo no le gusta, pone el grito en el cielo e intenta desviar la 'culpabilidad'. En este caso se debe a que el Tribunal Supremo no le deja volver a España sin ser detenido.

Puigdemont, que se saltó las normas en el año 2017 con el referéndum y posterior Declaración Unilateral de Independencia (DUI) express, pretende regresar al país como si nada hubiera pasado y el Tribunal Supremo no está dispuesto a permitirlo. Esa postura no gusta al independentista, que ha optado por cargar contra el juez Pablo Llarena.

Sin embargo, esa pataleta infantil no le servirá para poder volver a España sin que caiga sobre él el peso de la justicia española. Se marchó del país en 2017 y aún se le sigue esperando para que hable ante un juez.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario