El independentismo rabia otra vez contra los jueces: "Es un 155 encubierto"

  • Cataluña
  • 19-01-2021 | 17:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

La decisión de la Justicia de desautorizar la decisión del Govern de la Generalitat sobre la fecha de las elecciones catalanas solivianta al independentismo. La CUP acusa al TSJC de poner en riesgo la salud pública




La decisión del TSJC de desautorizar al Govern de la Generalitat en la fecha de las elecciones catalanas, ha soliviantado los ánimos del separatismo, que se siente ninguneado, como cada vez que la justicia les obliga a atenerse a unas normas.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de suspender, de forma cautelar y provisional, el aplazamiento de las elecciones al 30 de mayo es "un 155 encubierto".



El TSJC suspende cautelarmente el aplazamiento de las elecciones y mantiene el 14F

Junqueras ha asegurado que ve en la decisión del TSJC a "jueces y régimen del 78 dando un nuevo golpe a la democracia". "Al candidato Illa le ganaremos otra vez en las urnas, como hemos hecho siempre con el PSOE, pero el ministro Illa tendría que valorar qué pone por delante, si la salud o los cálculos electorales", ha reprochado.



 

Aragonès tacha de inadmisible "judicializar la lucha contra la pandemia" desde el TSJC

Por su parte, el vicepresidente en funciones del Govern y candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tachado de inadmisible "judicializar la lucha contra la pandemia", tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de suspender, de forma cautelar y provisional, el aplazamiento de las elecciones y de mantenerlas para el 14 de febrero.



ERC quiere aplazar las elecciones para ganar tiempo a la espera del indulto

"No es el momento de jugar con la salud de la ciudadanía. El Govern defendemos la soberanía política y defenderemos los criterios epidemiológicos y de máxima participación democrática, un acuerdo de la gran mayoría de partidos", ha expresado en un apunte en Twitter.



El dirigente republicano ha asegurado que sean cuando sean los comicios darán todas las garantías para proteger la vida de la gente y los derechos democráticos y de soberanía de Cataluña, pero ha adelantado que alegarán y defenderán los argumentos jurídicos que recoge el decreto que él mismo firmó el pasado viernes: "Exigiremos claridad a todas las partes dejando los intereses al margen".

 

El Govern catalán recurrirá la resolución del TSJC pero reactiva los mecanismos para el 14F

A su vez, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha anunciado que el jueves presentarán alegaciones contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de suspender, de forma cautelar y provisional, el aplazamiento de las elecciones al Parlament, pero ha ordenado reactivar todos los mecanismos y procedimientos necesarios para que se puedan hacer el 14 de febrero hasta que se resuelvan todos los recursos presentados.

Así lo ha explicado en rueda de prensa este martes posterior al Consell Executiu, después de que el TSJC haya estimado las medidas cautelarísimas solicitadas en una demanda de un particular contra el decreto que aplazó las elecciones catalanas del 14 de febrero hasta el 30 de mayo.

Según Budó, no comparten la decisión del TJSC y ha defendido que el aplazamiento de las elecciones se decidió en base "a criterios sanitarios y epidemiológicos que, a día de hoy, siguen vigentes".

"Las circunstancias sanitarias impiden garantizar las condiciones necesarias para el desarrollo de unas elecciones en libertad, dificultando la campaña y la jornada de votaciones", ha sostenido.

En las alegaciones que presentarán, Budó ha explicado que defenderán que la posición de la Generalitat tiene una "sólida base jurídica", y ha pedido al TSJC máxima celeridad a la hora de resolver todos los recursos que se han presentado.

"Cada día que pasa se dificultan o retrasan los trámites y procedimientos que deben llevarse a cabo para garantizar unas elecciones", ha recalcado la también consellera de Presidencia, que ha constatado que el aplazamiento de las elecciones fue una decisión compartida por todos los grupos.

"Inseguridad jurídica"

Budó ha defendido que el decreto, que dejaba sin efecto la convocatoria del 14 de febrero, está bien apoyado jurídicamente, por lo que considera que el Govern no es responsable de la incertidumbre sobre si habrán elecciones o no el próximo mes: "La única inseguridad jurídica es la que está creando la decisión del TSJC".

Los partidos se ponen de acuerdo para aplazar las elecciones catalanas al 30 de mayo y Abascal amenaza con un recurso

Según ella, la decisión del tribunal deja un "margen de tiempo muy corto" para garantizar todos los dispositivos electorales de cara al 14 de febrero y ha pedido al TSJC que valore con la máxima brevedad posible los criterios sanitarios que tuvo en cuenta el Govern para posponer las elecciones.

La portavoz del Ejecutivo ha recalcado que la apuesta de la Generalitat es celebrar los comicios el 30 de mayo y ha rechazado que haya una fecha alternativa: o el TSJC concluye que se pueden aplazar y se celebran el 30 de mayo, o determina que no se pueden posponer y se celebran el 14 de febrero.

"En riesgo la legitimidad del proceso electoral"

El conseller de Acción Exterior, Bernat Solé, --encargado de la organización de los comicios-- ha insistido en que el aplazamiento de las elecciones se basa en un "análisis técnico y jurídico analizando a fondo la situación epidemiológica" en Cataluña, que considera que pone en riesgo la legitimidad del proceso electoral.

Según él, la decisión está fundamentada jurídicamente y ha destacado que está acompañada del acuerdo unánime entre los partidos catalanes para posponer los comicios y de un acuerdo mayoritario para situar la nueva convocatoria el 30 de mayo.

Ante la decisión del TSJC, ha asegurado que el Govern "por responsabilidad" ha reactivado todo el dispositivo electoral para que los comicios se puedan celebrar con todas las garantías si finalmente son el 14 de febrero, como los sorteos para escoger a los miembros de las mesas electorales, la proclamación de candidaturas y preparar el envío único de sobres y papeletas, entre otras cosas.

Ha lamentado que, al mantener el TSJC el 14F de manera cautelar, se ha "tensado" el calendario electoral y ha acusado al tribunal de haber provocado una situación de incertidumbre, por lo que exige que resuelva de manera definitiva lo más pronto posible.

No tomarán medidas adicionales

Solé ha insistido en que tienen preparados los protocolos para celebrar las elecciones y, al ser preguntado por si prevén aplicar alguna medida adicional, ha contestado que el Govern ya ha tomado todas las medidas que "permite la legislación vigente", aunque en el decreto de aplazamiento se indicaba que no son suficientes para garantizar el proceso electoral ante la situación epidemiológica actual.

Considera que la Generalitat está "encorsetada" legalmente para impulsar todas las medidas necesarias para garantizar las elecciones, ya que cree que se podrían contemplar más opciones, como el voto electrónico, pero tendría que llevarse a cabo con cambios legislativos que no dependen del Ejecutivo catalán.

Iceta (PSC) aboga por acatar la resolución del TSJC

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha abogado este martes por "seguir con los preparativos de unas elecciones" después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya decidido suspender de forma cautelar y provisional el aplazamiento de las elecciones al Parlament, manteniendo así en vigor la fecha del 14 de febrero.

"Lo que procede en este momento es acatar la resolución judicial, esperar que se resuelva definitivamente y seguir con los preparativos de unas elecciones porque las medidas cautelarísimas implican que el decreto sigue totalmente vigente", ha dicho declaraciones a los periodistas tras anunciarse la resolución.

Pese a que ha llamado a acatar la resolución y a seguir con los preparativos, ha abogado por "mantenerse a la espera de la decisión definitiva" del TSJC.

Ha remarcado que los socialistas catalanes ya alertaron de "graves dudas jurídicas sobre lo que estaba haciendo el Govern y de que las cosas se tenían que hacer de otra manera" para celebrar el proceso electoral en plenas garantías.

La CUP cree que el TSJC "pone en riesgo la salud pública"

La CUP ha criticado este martes que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) "pone en riesgo la salud pública y la democracia obligando a 200.000 personas a decidir entre votar o romper las medidas sanitarias básicas" al haber suspendido, de forma cautelar y provisional, el aplazamiento de las elecciones, lo que mantiene en vigor la convocatoria electoral del 14 de febrero.

Lo ha dicho en un tuit recogido por Europa Press, y en otro la diputada 'cupaire' en el Congreso Mireia Vehí ha recriminado que "la justicia no tiene mucho sentido ni de la realidad ni de la situación sanitaria ni de las condiciones de igualdad en el derecho a voto".

Por su parte, en otro tuit la exdiputada de la CUP en el Parlament y número tres a las elecciones, Eulàlia Reguant, ha cargado contra la decisión del TSJC: "Una vez más: el gobierno de las togas".

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario