El independentismo pierde kilos: Los maestros de Torra se suman a la moda del ayuno

  • Cataluña
  • 05-12-2018 | 12:12
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Diez profesores de El Vendrell ponen en práctica un ayuno rotatario en solidaridad con la huelga de hambre de los presos. ¿Pensarán que así se resuelven los problemas que tiene Cataluña?


El ayuno está de moda en las filas indepentistas, entre las que existe el convencimiento de que perdiendo kilos resolverán los problemas de Cataluña.

La moda que han empezado desde la cárcel los presos golpistas Jordi Turull, Jordi Sànchez, Josep Rull y Joaquim Forn está siendo seguida por diversos colectivos independentistas. Los últimos en sumarse han sido un grupo de diez profesores del Instituto Baix Penedès del Vendrell (Tarragona).

Dicen que los alumnos quedan al margen, pero el adoctrinamiento es claro

La idea de estos profesores es hacer ayunos rotativos con la intención de mostrar su solidaridad con la huelga de hambre que están llevando acabo los cuatro políticos presos y que hoy alcanza su cuarto día.

Se trata de que cada día uno de los profesores practique el ayuno durante 20 horas sin consumir ningún alimento sólido. Al día siguiente toma el relevo otro y así sucesivamente. Este grupo de profesores ha anunciado que continuarán con su ayuno hasta que finalice la huelga de hambre de los presos.

En un comunicado conjunto que han hecho público, los profesores manifiestan que "la sociedad catalana no quedará impasible ante la negación de los derechos jurídicos básicos de las personas que están detenidas", y que están esperando un juicio "que se muestra desde el primer minuto como profundamente injusto".

Y aseguran que esta acción no les impedirá desarrollar su trabajo con normalidad, ni interferirá en los contenidos de las clases. Afirman que dejan a sus alumnos al margen, aunque es evidente que la medida supone un claro adoctrinamiento para impactar sobre los alumnos.

Y aprovechan para animar a otros colectivos a hacer lo mismo mientras aseguran que su iniciativa nada tiene que ver con la petición de la ANC a los ciudadanos para que hagan ayunos colectivos de dos días en solidaridad con los presos en huelga de hambre.

Así piensan solucionar los graves problemas sociales de Cataluña que son la consecuencia de la acción de un Gobierno más pendiente de abrir embajadas que de atender a las necesidades reales de la población.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario