El independentismo machaca a impuestos a los catalanes para poder mantener todos sus chiringuitos: la diferencia con Madrid es abismal

  • Cataluña
  • 17-04-2021 | 21:04
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera




El Gobierno de Pedro Sánchez estaría buscando la fórmula para igualar la presión fiscal... igualando la madrileña, a la alza, a la catalana.

Una de las principales premisas del independentismo catalán es, desde hace años, la afirmación de que "España nos roba". Lema del secesionismo más radical que volvía a salir a la luz debido a la pandemia del coronavirus, cuando los líderes independentistas aseguraban, desde el Govern de la Generalitat, que España debía aumentar la financiación al Gobierno autonómico para luchar contra el Covid-19.

Una premisa que, en realidad, ha sido utilizada como excusa por los máximos mandatarios catalanes para expandir su 'chiringuito' secesionista dentro y fuera de España, promoviendo el uso del catalán, y derrochando fondos públicos para sus propios intereses secesionistas y partidistas.



Sin embargo, no es únicamente el dinero de los Presupuestos Generales del Estado el que utiliza el Govern catalán para su propio beneficio; también el de los ciudadanos catalanes, que soportan la mayor presión fiscal de España, con 134,5 puntos, muy por encima de los 100 establecidos por la media europea.

Madrid también arrebata a Barcelona la hegemonía gastronómica



Así lo asegura el estudio publicado por el Instituto de Estudios Económicos, en el que se contempla a la Comunidad de Madrid como ejemplo de "desarrollo económico", al tener una puntuación muy inferior a la catalana, y a la europea, con una presión fiscal de 87,6 puntos.

Un respiro económico que ha sido valorado por el presidente de la institución, Íñigo Fernández de Mesa, que ha querido asegurar que, ante los "graves problemas" económicos generados por la pandemia, la economía española debería "tomarse en serio" la reducción de impuestos "en un momento tan delicado".



El plan del Gobierno de Sánchez, contrario a las recomendaciones

A pesar de las recomendaciones de los expertos, y de la complicada situación económica que atraviesa el país, el Gobierno de Pedro Sánchez ha propuesto un aumento de la presión fiscal de al menos seis puntos, subiendo los impuestos a la ciudadanía española.

Más allá de ello, también el Ejecutivo socialcomunista ha querido escuchar las exigencias de los independentistas catalanes, de quienes depende el Gobierno en las grandes decisiones, buscando reducir la diferencia de presión fiscal entre Cataluña y la Comunidad de Madrid.



El separatismo catalán rompe las normas de la democracia con Vox

Una armonización que, sin embargo, ni Sánchez ni los representantes catalanes pretenden que sea "a la baja", es decir, bajando los impuestos a los catalanes, sino todo lo contrario: subir los impuestos a los madrileños, con una subida de 46,9 puntos, con la idea de 'ahogar' a los madrileños, al igual que sucede con los ciudadanos catalanes, lo que permitiría a la Generalitat de Cataluña mantener sus 'chiringuitos' independentistas, a costa del bienestar económico y social de los madrileños. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario