El independentismo catalán, retratado en ocho frases obscenas de sus principales líderes políticos

  • Cataluña
  • 21-02-2021 | 08:02
  • Escribe: Daniel Guerra

El racismo y el clasismo de los secesionistas catalanes ha sido finalmente expuesto.




El Estado español les oprime. El Estado español les silencia, les encarcela, les señala. El Estado español lucha para acabar con un pueblo que se resiste a extinguirse.

Estas son algunas de las premisas independentistas más recurrentes de los últimos años; la afirmación, como base fundamental del movimiento radical secesionista, de que España es un Estado opresor que quiere acabar con Cataluña.



Sin embargo, son los líderes independentistas catalanes los que, con sus continuas declaraciones desde hace años, señalan a los españoles como "bestias con forma humana" "ignorantes" o "chorizos", dando una clase magistral de racismo en el estado más puro.

No te dejes engañar:El separatismo se ha llevado un castañazo de campeonato



"Son carroñeros, víboras, hienas. Bestias con forma humana" aseguraba Quim Torra hace unos años sobre aquellos españoles que no hablan catalán en la comunidad autónoma.

Secesionismo y racismo catalán a través de los tiempos

"El andaluz es un hombre poco hecho, que vive en estado de ignorancia y de miseria cultural" aseguraba el expresident Jordi Pujol, uno de los padres del nacionalismo catalán por excelencia. Una idea que compartía también Duran i Lleida, que aseguraba que la aportación estatal de Cataluña era utilizada por España para pagar "un PER para pasar una mañana o toda la jornada en el bar".



"Los españoles son españoles y son chorizos por el hecho de ser españoles, desde mi punto de vista" aseguraba el ex director de TV3 Joan Oliver, haciendo asi hincapié en la premisa secesionista del 'España nos roba'.

Ni siquiera saben por qué se manifiestan: "He quemado contenedores porque me hacía gracia"



Tal es el desprecio y el racismo de los líderes independentistas catalanes, que la propia Marta Ferrusola, esposa de Pujol, llegó a afirmar que sus hijos no podían disfrutar del parque infantil por culpa de los españoles.

"Mis hijos no podían jugar en el parque. Me decían: "Madre, todos son castellanos"" aseguraba la independentista, una de las grandes beneficiadas, sin embargo, del 'robo' que estos líderes secesionistas catalanes hacían a la ciudadanía a la que juraban representar y proteger.

Y qué decir de Núria de Gispert y Heribert Barrera, dos de los mayores racistas de la historia de Cataluña, y sus frases contra Inés Arrimadas y contra las personas de raza negra y en defensa de la raza catalana respectivamente.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario