El independentismo aprobó en 2017 la norma del Parlament que Laura Borrás quería cargarse

  • Cataluña
  • 27-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Guillermo Vives

Laura Borràs no ha conseguido cargarse el artículo 25.4 del reglamento del Parlament




El Parlament de Cataluña se ha posicionado en contra del eliminar el artículo 25.4 del reglamento, que beneficiaba a una Laura Borràs, presidente de la Cámara catalana, que tendrá que dejar su cargo temporalmente si le abren juicio oral por causa de corrupción.

"En los casos en que la acusación sea por delitos vinculados a la corrupción, la Mesa del Parlamento, una vez sea firme el acto de apertura del juicio oral y tenga conocimiento, ha de acordar la suspensión de los derechos y deberes parlamentarios de manera inmediata", es lo que reza el artículo 25.4.



Laura Borrás tiene una jeta que no puede con ella: quiere modificar las reglas del Parlament para que no puedan echarla por corrupta

"Si se plantean dudas sobre el tipo de delito o sobre el régimen de incompatibilidades aplicable a lo largo de la suspensión, es necesario el dictamen de la Comisión del Estatuto de los Diputados", deja claro el artículo que tanto preocupa a Laura Borràs.



Lo llamativo es que fueron los propios partidos políticos independentistas los que aprobaron la norma del reglamento del Parlament que Laura Borràs tiene tanto interés en eliminar para mantener su actual cargo en caso de que se abra juicio oral por causa de corrupción.

Así lo ha recordado el presidente del Partido Popular de Cataluña, Alejandro Fernández: "El artículo fue aprobado por los propios separatistas en el 2017 para intentar dar lecciones a los demás y dar a entender que el Parlament luchaba más que ningún otro contra la corrupción, cuando es evidente que hasta que no hay una condena una persona no pierde el cargo público".



En ese momento, el presidente de la Generalitat era Carles Puigdemont, que actualmente se encuentra viviendo en Waterloo (Bélgica) tras todo lo ocurrido en 2018 con el 'procés'. El separatista, para evitar responder ante la justicia española, se machó del país.

La supremacista Borràs quiere imponer el catalán por las buenas o por las malas



Borràs se queda sola

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, se ha quedado sola ya que la formación política Junts es la única que ha apoyado la derogación del artículo 25.4 del reglamento. El resto de partidos políticos consideran que es una maniobra para blindar a la presidenta del Parlament y han mostrado su oposición a la reforma.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha explicado que "no es buena idea escudarse en los informes de los letrados" y ha añadido que "no podemos confundir las instituciones con persnas concretas". Por su parte, la diputada de la CUP, Eulalia Reguant, ha señalado que "los letrados han ido mucho más allá de lo que les corresponde" y ha indicado que el artículo 25.4 sirve para luchar contra la corrupción.

Por su parte, el presidente del Partido Popular de Cataluña, Alejandro Fernández, ha afirmado que la presidenta del Parlament de Cataluña "debería dejar inmediatamente el cargo ya que no se ajusta al propio listón ético que los partidos separatistas se habían marcado".

Alejandro Fernández ha explicado que el independentismo catalán ha defendido la citada norma "hasta que les ha tocado a ellos, ya que ahora es Laura Borràs la que va a ser juzgada, casi con toda seguridad, por corrupción". En esta línea, ha lamentado que "una vez más los partidos separatistas vuelven a desprestigiar las instituciones".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario