El hostigamiento nazi de los separatistas llega a Menorca

  • Cataluña
  • 21-10-2018 | 16:10
  • Escribe: Daniel Guerra

Los separatistas marcan con esteladas y lazos amarillos las casas de los que pusieron banderas españolas en su fachada el 12 de octubre.




Los separatistas han vuelto a hacer de las suyas, esta vez en Menorca. En su afán por arrastrar a las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana a su terreno, el independentismo catalán ha demostrado por enésima ocasión su falta de cordura y su hostigamiento hacia todo aquel que no tiene el mismo modo de pensar.

De este modo, tal y como cuenta OK Diario, decenas de particulares en Menorca que quisieron festejar el 12 de octubre colocando una bandera española en su fachada han visto cómo los separatistas dejaron marcadas sus casas con lazos amarillos y esteladas. Señalar, hostigar e intimidar son las tres normas básicas del fascismo: los nazis ya lo hacían hace casi un siglo. Luego aseguran que ellos son los buenos. ¡Repugnante!



Los hechos sucedieron en Es Mercadal, donde la Policía Local tuvo que retirar pegatinas y carteles colocados por los independentistas radicales en apoyo de los presos golpistas que se encuentran entre rejas de manera preventiva por el 1-O. Es la misma localidad en la que los separatistas boicotearon una conferencia ofrecida por Albert Rivera el pasado verano.

Durante aquella charla, un grupo de radicales desplegó pancartas con mensajes violentos como “Kill your local fascist” (Mata a los fascistas locales) y también mensajes sobre la independencia de Cataluña y los Países Catalanes (Menorca es Països Catalans”, rezaba otro de esos mensajes. El público allí presente se encaró con ellos y se armó un buen lío.



Menorca sufrió a sus propios CDR

La isla de Menorca contó el pasado verano con su propio grupo de Comités de Defensa de la República, formado por catalanes independentistas que se encontraban de vacaciones en Menorca. Este grupo se dedicó a reventar actos institucionales, a desplegar lazos amarillos y a pegar carteles con lemas separatistas.

Parece ser que todavía queda un remanente de aquel grupo en la isla, dado lo sucedido en los últimos días. Su odio hacia todo lo español es irracional, y han vuelto a demostrarlo marcando las casas de aquellas personas que quisieron celebrar el Día de la Hispanidad con orgullo y sin meterse con nadie. 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario