El 'hobby' que comparten Albert Rivera y Felipe González lejos de la política

  • Política
  • 29-06-2022 | 07:06
  • Escribe: Enrique Sanz
Ambos expolíticos están más unidos de lo que parece


Albert Rivera y Felipe González son dos figuras políticas totalmente contrarias. A primera vista, parece que nada los une, especialmente si se analiza su trayectoria política. A pesar de que ambos han demostrado estar más que unidos en diferentes ocasiones, las simpatías entre el expresidente del Gobierno y el exlíder de Ciudadanos no han parado de crecer desde que acercaron posturas en una de las infinitas campañas electorales del año 2019.

Actualmente, Ciudadanos lucha por mantenerse con representación en los Parlamentos españoles, mientras que Felipe González parece seguir apartado de la política después de tomarse aquel "año sabático" al que se acogió con la presencia de Sánchez en la secretaría general. El político le generaba "una sensación de orfandad" en el partido que ahora ha transmitido al conjunto de los españoles con su Gobierno.



Sin embargo, además de la política, las aficiones personales también han ido acercando a estos dos expolíticos. Las más conocidas de Felipe González son la fotografía y la naturaleza, más concretamente, el cultivo y cuidado de bonsáis. Durante su larga etapa como presidente, el propio González recurrió a este pasatiempo para calmar sus nervios, y donó la totalidad de su colección de estos vegetales al Jardín Botánico, que todavía continúa expuesta a día de hoy.

Una de las pasiones ocultas de Albert Rivera y de Felipe González es el billar. Ambos son fieles practicantes de este deporte siempre que tienen la ocasión. El expresidente del Gobierno siempre ha sido asociado a esta disciplina, que le ayuda a relajarse según aparece en los datos biográficos de su página web. Albert Rivera ha encontrado otro punto en común más con Felipe González, puesto que también sabe manejarse con un taco en una mesa de billar: en una de las portadas más famosas que ha protagonizado el exlíder de Ciudadanos se le ve jugando a este deporte con bastante soltura.



Con todo, el acercamiento de posturas de ambos políticos parece haber ido más allá de una mera coincidencia en sus aficiones, puesto que Felipe González siempre tuvo buenas palabras hacia Albert Rivera, con el que aseguró que siempre hablaba cuando tenía la ocasión. El acercamiento progresivo, entre 2018 y 2019, terminó de sellar una amistad que se forjó en la arena política pero que se asentó en una mesa de billar.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario