El 'hobby' de Pedro Sánchez que nadie imagina: se debe a su pasión por las bodas

  • Política
  • 24-06-2022 | 21:06
  • Escribe: Enrique Sanz
El presidente mantiene este curioso pasatiempo desde hace muchos años


Pedro Sánchez ha demostrado tener muchas caras ocultas durante estos años en los que está al frente del Gobierno de nuestro país. A pesar de que prometió controlar los peligrosos embates de Unidas Podemos y sus socios independentistas con el objetivo de imponer su propia agenda, Sánchez ha sucumbido a las presiones y está llevando el país sin un rumbo fijo.

Su falta de liderazgo real puede que le cause problemas en las próximas elecciones generales, que se acercan a pasos agigantados y para las que restan menos de un año. La cita electoral de 2023 puede representar el final del hundimiento de Sánchez como figura política, obligando al PSOE a buscar a un nuevo candidato a La Moncloa con el objetivo de seguir siendo uno de los partidos más importantes de nuestro país y no verse sobrepasado por otras formaciones políticas. 



Una de estas caras ocultas de Pedro Sánchez son sus pasatiempos. Además de ser aficionado a la música indie española y disfrutar de sus perros en los extensos jardines de La Moncloa, donde aprovecha para hacer deporte en compañía de estos animales, el presidente del Gobierno es capaz de oficiar bodas. Este es uno de los 'servicios' que presta el presidente en calidad de alto funcionario público, y que ha desarrollado recientemente.

Incluso ha creado una suerte de tradición para estas ocasiones tan especiales, puesto que es el oficiante de un momento íntimo entre las parejas de amigos que solicitan la presencia de Sánchez como el principal testigo de la unión civil en matrimonio de sus amigos. Además de conducir la ceremonia a buen puerto, el presidente siempre elige citas extraídas de la amplia obra de uno de los poetas más prolíficos de los últimos tiempos, conocido por su sensibilidad y sus versos propicios para ambientes románticos e íntimos: el uruguayo Mario Benedetti.



Esta capacidad de oficiar ceremonias no debería sorprender si se toma en cuenta que el propio Pedro Sánchez también ha vivido esta experiencia. Su enlace con Begoña Gómez, su mujer, fue oficiado por una amiga de la pareja: Trinidad Jiménez. La política socialista, concejal de Justicia, fue la encargada de oficiar varios enlaces matrimoniales de militantes del Partido Socialista, como el del propio Pedro Sánchez o el exdiputado Eduardo Madina.

La experiencia personal de Sánchez le habría motivado a realizar estos enlaces, adquiriendo así un nuevo pasatiempo o 'hobby' que sorprende a todos los españoles pero que parece estar restringido a los círculos de máxima confianza del presidente del Gobierno, que compatibiliza la pesada responsabilidad de todas sus tareas de Gobierno con oficiar enlaces matrimoniales para sus amigos. 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario