"El grupo de flautistas de Hamelin llevaron a Cataluña al borde del precipicio"

  • Cataluña
  • 14-01-2019 | 16:01
  • Escribe: Guillermo Vives

Josep Borrell no entiende cómo pudieron "hacer creer a la mitad de Cataluña que se podía hacer la independencia de la noche a la mañana".


El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, cree que los grupos independentistas en el Congreso de los Diputados --ERC y PdeCAT-- no presentarán enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ni apoyarán ninguna otra que se presente, con lo que permitirán su debate parlamentario, así que considera que "eso ya es un paso adelante".

Durante su participación en un desayuno informativo de Europa Press, Borrell ha dicho que los independentistas son "un conjunto complicado de personas, complicado y dividido", de manera que no ha querido aventurar si finalmente apoyarán el proyecto de cuentas públicas del Gobierno para 2019.

A su modo de ver, dado que entre los independentistas hay quienes quieren apoyarlos y quienes no, "la sociedad catalana debería hacer presión para que estos Presupuestos se aprueben" porque los considera "beneficiosos para para la economía y la sociedad española y también catalana" y "de progreso en todos los frentes".

Los separatistas sólo quieren mantener viva la tensión

Para Borrell, rechazar los Presupuestos por exigir como contrapartida "decisiones o concesiones que desbordan el marco constitucional y que saben perfectamente que no se pueden conceder" es más "una actitud de consumo interno para mantener viva la tensión", pero que "no conduce a nada positivo". Es más, ha recalcado que esas supuestas contrapartidas -el derecho de autodeterminación-- no las concederá "ni este Gobierno nin ningún otro que no quiera antes reformar la Constitución".

"Si dicen no vamos a apoyar salvo que Gobierno español haga cosas que son competencia del Poder Judicial o haga cosas al margen de la Constitución, ahórrense la saliva, esto no va a ocurrir, lo ha dicho el Presidente del Gobierno por activa y posiva", ha insistido. En cambio, ha añadido que si lo que quieren es debatir las inversiones previstas, "bienvenido sea si se abre un debate", pero no ha querido hacer apuestas.

El Brexit y Cataluña

El ministro sí ha reflexionado, al hilo de lo complicado que está resultando el Brexit, sobre cómo es posible que "alguien hiciera creer a la mitad de Cataluña que se podía hacer la independencia de la noche a la mañana".

"Realmente el grupo de flautistas de Hamelin que llevaron gozosamente hasta el borde del precipicio a la sociedad catalana no eran conscientes de lo que estaban haciendo", ha dicho, invitando a contemplar el Brexit "para saber lo que hubiera significado un intento real de salir de España por parte de una de las comunidades autónomas".

En este punto, ha señalado que Reino Unido ya tenía el control de sus fronteras, su propia moneda y sus propias instituciones, con la excepción de un mercado común y una unión aduanera, y con todo ello el país afronta "gigantescas dificultades" para la "desconexión" --como decían los independentistas sobre Cataluña-- y les costará años y esfuerzos volver a ser "autónomos" en el mundo. Cataluña, ha recordado, comparte con el resto de España moneda, fronteras, instituciones y prácticamente todo.

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario