El gran batacazo de Arrimadas: Sánchez la engaña

  • Política
  • 11-11-2020 | 19:11
  • Escribe: Pedro Riscal

Sánchez no va a traicionar a los suyos para dar entrada en su equipo a un nuevo jugador (Arrimadas) que, además, despierta demasiados recelos.


Inés Arrimadas se ha desmarcado de su pasado de derechas y ha pilotado el viaje de Ciudadanos hacia el centro buscando en el PSOE la complicidad que nunca encontró en el PP en el margen de la derecha. Y Arrimadas se echó en brazos de Pedro Sánchez con la convicción de crecer a su lado, siempre a su derecha y a la izquierda del PP, en busca de sus votantes perdidos.

Y Pedro Sánchez le dio esperanzas. Y Arrimadas le creyó y le ofreció su apoyo en la votación de los presupuestos generales del estado a cambio de cuatro cosillas que no podrían interferir en la pasión repentina surgida entre ambos. Sin embargo, la cruda realidad es la que es. Arrimadas no es la única pretendiente de Sánchez, que ya hace tiempo que está comprometido con otras opciones.


Arrimadas busca su espacio perdido ante el arreón centrista de Casado en el Congreso

Concretamente, desde que llegó al poder gracias a un pacto de investidura que desalojó a Mariano Rajoy y al PP del Gobierno. Y con esos compañeros de viaje va a muerte. Si Arrimadas se apunta, estupendo. Pero no va a traicionar a los suyos para dar entrada en su equipo a un nuevo jugador que, además, despierta demasiados recelos.


Pablo Iglesias espanta a Arrimadas de la órbita del Gobierno

Y Arrimadas va a llevarse un desengaño de campeonato. Pensó que Sánchez caería rendido ante su mano tendida. Pero a Sánchez le es mucho más sencillo acercar a presos asesinos a sus casas o liquidar el idioma del Estado en Cataluña que contentarla a ella. ¿Y qué le pedía Arrimadas? Algo que choca frontalmente con Podemos y con los partidos separatistas que respaldan al presidente del Gobierno de España.

Desde acabar con la locura de la eliminación del castellano como lengua vehicular en Cataluña, hasta el compromiso por el mantenimiento de la unidad de España, pasando por el veto a los indultos a los presos golpistas y la negativa a reformas judiciales que puedan beneficiarles, así como a futuras reivindicaciones de cara al inexistente derecho de autodeterminación. Nada de eso se puede plantear a Podemos, ERC o Bildu. Y el suyo es un apoyo cuantitativo mucho más interesante que el que aporta Ciudadanos con sus 10 diputados.



El feísimo gesto de Rufián con Arrimadas que se ha viralizado

Arrimadas está a un paso de romper su relación con Sánchez. Lo ha intentado, pero ha descubierto que su amor por el comunismo y el separatismo es mayor que el que siente por su centro, aunque sólo sea por una cuestión de interés. Y ya se ha encargado Pablo Iglesias, la "novia oficial" de Sánchez de espantar a Ciudadanos de la órbita del Gobierno. No interesa.

Ciudadanos insiste en que "Sánchez deberá elegir"

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha afirmado que ve "nerviosos" al vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, y a EH Bildu, porque han salido "deprisa y corriendo" a decir que el partido 'abertzale' está dispuesto a apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE). En cualquier caso, ha insistido en que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, tendrá que elegir si pacta las cuentas públicas con Cs o si lo hace con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Bildu.

"El señor Iglesias y el señor Otegi se han puesto un poco nerviosos, porque salir deprisa y corriendo a decir 'seguramente votaremos sí', sin mas detalle, me suena bastante vacío", ha declarado en rueda de prensa en el Congreso, donde desde este miércoles se debaten las enmiendas a la totalidad del proyecto de Presupuestos.

¿A qué espera Arrimadas para romper con Sánchez? ¿Qué más tiene que pasar?

El coordinador de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha anunciado que, "a día de hoy", su formación política "está en disposición de votar favorablemente" a los PGE del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos "si las cosas no se tuercen de aquí a cuando se voten" al final de la tramitación parlamentaria.

Otegi ha dicho que ve "receptividad y avances" ante las propuestas de Bildu, cuya prioridad es "blindar los derechos de la gente". Pero Bal echa en falta detalles que expliquen la posición del partido independentista vasco, sobre todo si se compara con lo que ha contado Cs sobre las medidas que ya ha conseguido que se tengan en cuenta en el proyecto de Presupuestos y sobre las exigencias que ha planteado después.

Ciudadanos es incompatible con ERC y Bildu

El diputado ha sacado pecho de las cosas que ya ha logrado Ciudadanos --principalmente, limitar las subidas de impuestos-- a cambio de no presentar una enmienda a la totalidad de los PGE y comprometerse a votar en contra de las que han impulsado el PP y otros grupos de la oposición, permitiendo así la tramitación de las cuentas públicas para negociarlas con el Gobierno. En cambio, otros partidos "hacen una oposición inútil, no consiguen nada de nada", ha indicado.

Aunque ha afirmado que la formación naranja va a estar "hasta el final" en la mesa de negociación, ha reiterado que "existen dos vías", por un lado la de Cs y por otro la de Esquerra y Bildu, y que Sánchez "va a tener que elegir" una o la otra.

En este sentido, ha argumentado que las demandas de Ciudadanos que el Gobierno ya ha aceptado y las que ahora pone como condiciones para apoyar las cuentas públicas --como que se comprometa por escrito a no permitir referéndums de autodeterminación o que no se elimine el castellano como lengua vehicular en las escuelas de algunas comunidades autónomas-- son "totalmente incompatibles" con los planteamientos de las fuerzas independentistas.

Albert Rivera avisa a Inés Arrimadas: "No te fíes de Pedro Sánchez"

"¿Alguien puede entender que existe alguna posibilidad" de que en unos mismos Presupuestos "puedan estar juntos Ciudadanos y Esquerra y Bildu? Es imposible, la incompatibilidad es manifiesta, es totalmente inviable", ha manifestado.

Respecto a la exclusión del castellano en las aulas de Cataluña y comunidades, el portavoz parlamentario ha dicho que quieren evitar que se repita "la vieja historia del bipartidismo", en la que el PP y el PSOE entraban en un "mercadeo" con los partidos nacionalistas para que éstos apoyaran una investidura o unos Presupuestos.

"Escoger a ERC y Bildu es concederles privilegios identitarios"

Bal considera que si el presidente del Gobierno acaba aceptando las exigencias del partido liderado por Inés Arrimadas, los PGE que se aprueben "garantizarán la igualdad de todos los españoles en todas partes del territorio nacional", y le ha pedido que aclare por qué vía se decanta.

"Hasta ahora solo escuchamos al señor Iglesias, pero no escuchamos a Sánchez, a la vicepresidenta primera (Carmen Calvo) o a ministros del PSOE como Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska o Juan Carlos Campo pronunciarse sobre estas cuestiones", y "es el Gobierno el que tiene que decidir, no el señor Iglesias en solitario", ha afirmado.

A su juicio, escoger la senda de ERC y Bildu para los Presupuestos significa concederles "privilegios identitarios" y aceptar su "populismo demagógico", mientras que la de Ciudadanos se dirige hacia unos PGE "moderados, de centro, pragmáticos y realistas que ofrecen soluciones a los españoles".

Lo que Bal no ha aclarado es si la formación naranja estaría dispuesta a apoyar los Presupuestos, siempre que se cumplan sus condiciones, en el caso de que Esquerra y Bildu se abstuvieran en la votación. Según ha declarado, se trata de "puras hipótesis y conjeturas" y aún no está claro el sentido del voto de cada partido con representación en la Cámara.

El Gobierno censura a Arrimadas que busca fórmulas de escape

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha replicado este martes a la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y a sus condiciones para el eventual apoyo de su grupo a los Presupuestos para 2021, que no puede ni debe buscar "fórmulas de escape" para no facilitar la aprobación de esas cuentas porque es su "responsabilidad", y la del resto del partidos, para que el país afronte en mejores condiciones la salida de la crisis provocada por el coronavirus.

A Calvo se le ha preguntado por las condiciones puestas sobre la mesa por el partido naranja --entre ellas, un compromiso escrito de que no habrá referéndum en Cataluña y el mantenimiento del castellano como lengua vehicular en toda España-- y también sobre si sería incompatible aprobar las cuentas con el apoyo tanto de los partidos independentistas como de la formación de Arrimadas.

"¡O nosotros o Ciudadanos!" ERC muestra su alergia al españolismo de Arrimadas

"Estamos obligados a hacer nuestro trabajo, que es sacar delante unos Presupuestos que nuestro país necesita más que nunca. Nada ni nadie es incompatible", ha resaltado, incidiendo en que todos los grupos parlamentarios "representan a la soberanía popular" y todos están "obligados" a facilitar que salgan adelante las cuentas públicas.

Lo importante y lo secundario

A su juicio, "de manera absolutamente coherente" con esa tesis, ningún grupo "puede utilizar ninguna vía de justificación que no sea la única que de verdad importa". Por eso, ha incidido en que los distintos partidos, incluido Ciudadanos, deberán plantear sus reivindicaciones en forma de enmiendas parciales al proyecto presupuestario.

Calvo ha circunscrito esas reclamaciones al terreno presupuestario invitando a los grupos a especificar "cómo quieren que sean" los presupuestos y "para qué deben servir". "Que piensen qué reivindicaciones quieren proponer al Gobierno que, como se está viendo, está dispuesto a negociar y a aceptar, y todo lo demás es secundario", ha remachado.

"Sólo hay una cosa ahora mismo prioritaria, responder a los españoles en sus problemas. Nadie tiene ni puede tener ninguna fórmula de escape más que la propia responsabilidad que ahora tenemos todos. Todo lo demás no es importante, es secundario", ha zanjado la vicepresidenta.

Iglesias: "Era inviable el apoyo de Ciudadanos"

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, cree que con la disponibilidad de EH Bildu a votar favorablemente los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y el alejamiento de Ciudadanos se "impone el sentido común", el que lleva al Ejecutivo a apostar por el bloque de la investidura.

"Llevamos meses diciendo que era inviable el apoyo de Ciudadanos a unos Presupuestos de un gobierno de coalición de izquierdas", ha incidido Iglesias en declaraciones a La Sexta, en la que ha recalcado la intención del Ejecutivo, que pasa por primar a los partidos que apoyaron la investidura.

Así, Iglesias ha recordado que el partido que lidera Inés Arrimadas "gobierna gracias a la ultraderecha" y, además, forma parte "del bloque de Colón". "Es muy difícil llegar a acuerdos de esta envergadura con una fuerza política que gobierna gracias a Vox", ha añadido.

En esta línea, el vicepresidente ha celebrado que EH Bildu haya expresado "el primer 'sí'" a los Presupuestos. "Con toda la prudencia, porque es un anuncio provisional, es una buena noticia", ha señalado, para después asegurar que ahora toca "seguir trabajando con ERC y el resto de grupos de la investidura". "Vamos en buena dirección", ha zanjado.

Cataluña rompe el matrimonio Casado-Arrimadas

Iglesias se ha expresado así unos minutos después de haber subrayado en su cuenta de Twitter que Bildu demuestra "responsabilidad y compromiso para avanzar con políticas de izquierdas". "El bloque de la investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado", ha sostenido.

Unidas Podemos defiende como opción prioritaria el acuerdo con el bloque de investidura, no solo para los Presupuestos Generales del Estado (PGE) sino en cuestiones centrales en el programa político y legislativo del Gobierno en coalición. En esta estrategia, su apuesta es priorizar la negociación con ERC o Bildu.

La postura "preconstitucional" de Cs sobre el castellano

Unidas Podemos ha celebrado el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y constata que Ciudadanos ha decidido "autoexcluirse" de poder sumarse al acuerdo sobre las cuentas públicas con su postura "preconstitucional" al situar como "línea roja" el situar al castellano como lengua vehicular en educación.

Así lo ha subrayado Pablo Echenique, para quien la formación naranja ya ha decidido no apoyarlos al optar por el discurso del "a por ellos de la Plaza de Colón" y decantarse por abrir una "guerra entre lenguas y territorios" con su oposición a tramitar la enmienda a la LOMLOE que blinda la inmersión lingüística y suprime al castellano como lengua vehicular en la enseñanza.

"En el momento que sitúan esa línea roja nos dicen desde Ciudadanos que no van a apoyar los Presupuestos", ha remachado para añadir que el apoyo de Eh Bildu a las cuentas públicas es "lógico" desde la óptica de la izquierda, pues suponen un incremento "importante" de la inversión social y ponen fin a las cláusulas de estabilidad que causaban "mucho sufrimiento" a la población".

El horizonte favorable a la aprobación de los Presupuestos suponen, en su opinión, una "buena noticia" que se suma a otras como la derrota de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y los avances en la vacuna contra el Covid-19.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario