El gran amor de la princesa Leonor, al descubierto: están muy unidos

  • Política
  • 05-07-2022 | 07:07
  • Escribe: Enrique Sanz
La princesa parece haber encontrado un apoyo más allá de su familia


La princesa Leonor es el futuro de nuestro país. La importancia de la correcta educación y la protección de la heredera al trono son una de las tareas que más en cuenta tienen los españoles, y se ha convertido en una de las prioridades para su familia y todas aquellas personas que les asisten y ayudan diariamente. La presencia de Leonor en diferentes colegios de toda Europa avala esta afirmación.

Sin embargo, todos están pendientes de la princesa de Asturias por otro motivo: ha creado una relación muy íntima con alguien que no pertenece a su familia. Más allá de su hermana Sofía, quien es uno de los soportes principales de Leonor cuando necesita ayuda, la princesa de Asturias ha seguido la tradición familiar y ha creado un vínculo con alguien muy especial.



Como su padre, Leonor es amante de los animales y ha forjado una amistad inquebrantable con un labrador llamado Sara. El animal ha sido bautizado por la propia princesa de Asturias, y es uno de los compañeros de viaje preferidos de Leonor, que no puede separarse de Sara en ningún momento. Este regalo de Primera Comunión ha sido uno de los que más le ha impactado como persona.

La princesa de Asturias ha desarrollado una sensibilidad especial por el resto de seres vivos que habitan en el planeta, sobre todo gracias a la convivencia con su mascota, Sara. Desde que tomó conciencia del grave problema que suponía el cambio climático y otros problemas ambientales para nuestro planeta, la princesa de Asturias se ha marcado este objetivo como uno de los prioritarios en su futura agenda como monarca.



Además de su amor por los animales, la princesa de Asturias no oculta sus otras pasiones: la música es una de ellas. Su exquisita educación le permite dar rienda suelta a su creatividad con diferentes instrumentos, pero el favorito de Leonor es el violonchelo, instrumento en el que actualmente se está formando. Asimismo, el teatro es otro de los lugares de preferencia de la futura monarca, y no tiene reparos en reconocer que una de sus obras de cabecera es 'Billy Elliot'.

Su gran amor son los animales, en concreto, su mascota Sara, han colocado a la princesa de Asturias en una amable y cómoda posición ante los españoles. Pero Leonor ha desarrollado una curiosa afición que ha sorprendido a casi todos los que la conocen: la cocina. La princesa de Asturas es cada vez más habitual de los fogones en las cocinas de Zarzuela, observando las formas de trabajar del personal culinario del Palacio con el objetivo de expandir sus conocimientos sobre esta materia: quiere aprender a cocinar la mayor variedad posible de platos en un futuro.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario