El Govern deja tirado a Unipost por el chivatazo del referéndum

  • Sucesos
  • 06-11-2018 | 08:11
  • Escribe: Redacción

La Generalitat de Cataluña es uno de los principales acreedores que tiene deudas con la empresa de mensajería; si el Ejecutivo catalán pagara lo que debe (más de un millón de euros) podría paralizar el proceso de liquidación en el que se encuentra inmerso




La empresa de mensajería Unipost se encuentra inmersa en una situación muy complicada para poder garantizar su continuidad en el mercado: concurso de acreedores.

Si los principales acreedores pagasen sus deudas, su suerte podría cambiar y al menos, se paralizaría el proceso de liquidación en el que se encuentra la compañía.



Uno de ellos es la Generalitat de Cataluña, que tiene más de un millón de euros de deuda en torno a la empresa de mensajería.

Un año después de la entrada y registro de la Guardia Civil a sus instalaciones en busca de pruebas relacionadas con el referéndum ilegal del 1-o, la situación de la organización no ha subsanado. 



En sus almacenes, la policía encontró el censo y las papeletas que iban a ser utilizadas para la votación. Concretamente, en dichos registros se llegaron a incautar hasta 45.000 tarjetas censales. 

Todo este problema tiene un culpable: Puigdemont

La empresa actualmente se encuentra en una situación muy delicada por culpa del encargo de Carles Puigdemont hace poco más de un año.



El expresidente aún no ha pagado el millón y pico de euros que debe a Unipost, hecho que ha provocado a la empresa caer en un concurso de acreedores.

La compañía se ha visto obligada a ello al no tener liquidez para pagar ni a sus trabajadores ni a sus proveedores.



Este impago por parte de los ex miembros del ejecutivo catalán es una prueba evidente de la malversación por la que serán juzgados varios altos cargos políticos catalanes.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario