El Gobierno se vuelve a bajar los pantalones ante Bildu para sacar adelante los Presupuestos

  • Política
  • 28-10-2021 | 09:10
  • Escribe: Celeste De Sebastián

El Ejecutivo de Sánchez defiende las modificaciones en los PGE ante las críticas de la oposición.




A pesar de que la coalición con Unidas Podemos se mantiene, a pesar del mal momento que atraviesa la relación entre ambas formaciones, el Ejecutivo de Pedro Sánchez es consciente de que necesita el apoyo de los nacionalistas vascos y catalanes para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, y evitar así la convocatoria adelantada de elecciones generales.

Un apoyo que no le saldrá "gratis" al Ejecutivo socialista, que mantiene la mesa de diálogo con los independentistas catalanes, mientras busca cómo llegar a un acuerdo con los partidos nacionalistas vascos, siendo EH Bildu el 'hueso duro de roer' en estas negociaciones.



Algo que ya quedaba demostrado hace apenas unos días, cuando el dirigente de la formación heredera política de ETA, Arnaldo Otegi, destacaba ante su militancia que apoyarían las Cuentas del Estado para favorecer que los presos de la banda terrorista consiguieran la libertad.

Una idea que pronto fue respondida con contundencia dentro del Gobierno, que aseguró que no se alcanzaría ningún acuerdo que implicase a los terroristas encarcelados. Sin embargo, parece que el Ejecutivo socialista podría estar evitando ya considerar a ETA como una banda terrorista.



Isabel Ayuso retrata a Zapatero: popnerse medallitas por ETA le ha salido por la culata

Así pues, el Ministerio de Asuntos Exteriores, tal y como ha podido saber Vozpopuli, ha rectificado en sus menciones a la banda terrorista ETA dentro de los PGE, evitando ahora nombrar de forma explícita a los terroristas vascos.



En concreto, en la página 143, la cartera de Albarés hablaba de "coordinar iniciativas para neutralizar la actividad de ETA y de su entorno en el ámbito internacional" así como "las acciones de ciertos actores que puedan presentar una idea distorsionada de la verdadera realidad criminal del terrorismo y contrarrestar la narrativa de desinformación de la organización terrorista y su entorno".

Texto que ha sido modificado por Rafael Simancas a través de la secretaria de Estado de Relaciones con las Cortes, estipulando ahora el texto que Exterores se compromete a "coordinar iniciativas para contrarrestar todo tipo de terrorismo".



El Gobierno se defiende de los ataques de la oposición

Del mismo modo, la página 144 estipulaba que Exteriores trabajaría con otros ministerios "para la defensa de nuestro ordenamiento jurídico, contrarrestando las acciones de las distintas organizaciones terroristas, ETA incluida". Una mención al terrorismo vasco que volvía a ser eliminada de los PGE, provocando la polémica dentro de la opinión pública, así como en los partidos de la oposición.

Una oposición que, tal y como ha podido saber el citado diario, asegura que la modificación del texto de las Cuentas no es más que un nuevo guiño del Ejecutivo nacional a EH Bildu, de cara a conseguir el apoyo de los nacionalistas vascos a través de la eliminación de las menciones explícitas a ETA y a su entorno, el cual también es próximo a la formación de Otegi.

La pataleta de Podemos: con Alberto Rodríguez ha pasado lo mismo que con el 'jarabe democrático'

Críticas del Grupo Popular que han sido respondidas desde el Gobierno, que niega las acusaciones, asegurando que estas modificaciones se deben a un "error tipográfico".

"Ni se blanquea a Bildu ni a nadie [...] ETA no existe desde hace diez años" defienden desde Exteriores, a pesar de que las evidentes modificaciones muestran una inclinación clara del Ejecutivo a aceptar las premisas de los nacionalistas vascos.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario