El Gobierno se ríe de un diputado del PP con una hija que padece Síndrome de Down

  • Política
  • 25-03-2021 | 21:03
  • Escribe: Guillermo Vives

El PP pide la dimisión de la ministra Celaá por su comportamiento inadmisible en el Congreso de los Diputados


El Partido Popular ha reclamado la dimisión de Isabel Celaá, ministra de Educación y Formación Profesional, por su conducta "irresponsable" y por no haberse dignado a pedir disculpas al diputado del PP que defendió en el Congreso la educación especial poniendo como ejemplo la experiencia de su hija, con Síndrome de Down.

Celaá ventiló su respuesta con una contestación muy agria, a cajas destempladas, menospreciando al diputado popular, a quien vino a decir que era un ignorante en esa materia y no sabía de qué hablaba.


Fue el diputado 'popular' Juan José Matarí quien encendió la mecha con una intervención muy mesurada que quiso reforzar con la experiencia de su hija. Para ello cuestionó la nueva ley educativa de Celaá, la LOMLOE, por la dificultad que supone para los padres elegir un centro educativo cuando el alumno padece alguna discapacidad.

"No sé de qué habla"

Y explicó que su hija, con 25 años y Síndrome de Down, está ahora trabajando gracias a haber acudido a un centro de educación especial que ahora Celaá se quiere cargar. Y ha concluido que ese centro de educación especial permitió a su hija acceder a la Universidad.


La ministra Celaá, encendida, replicó con una salida de tono que dejó perplejos a todos los presentes en el Congreso: "¿De dónde viene usted? ¿De qué lejos viene usted? Usted no tiene ningún contacto con el mundo educativo, ni con los padres, ni con los hijos, ni con los profesores. No sé de qué habla".

Fue sin duda una de las respuestas más polémicas y desagradables del Gobierno a una pregunta formulada con toda educación. Los diputados del PP, Ciudadanos y Vox mostraron su repulsa hacia el tono de la ministra. "Será ministra de educación pero qué falta de educación", escribió Cuca Gamarra, la portavoz popular, en Twitter.



Más de 24 horas después de su desafortunada intervención, Celaá se ha visto obligada a pedir disculpas a través de twitter: "Jamás fue mi intención faltarle al respeto, ni a él ni a su familia", ha dicho. Y ha querido aclarar: "Mi respuesta se centró en su pregunta, que me acusaba de legislar contra la Constitución".

"Irresponsabilidad y falta de empatía"

El Partido Popular ha reclamado la dimisión de Celáa. "24 horas después de reírse del padre de una joven con Síndrome de Down, la ministra de 'Educación' no ha pedido perdón a nuestro compañero ni a las asociaciones de educación especial", ha asegurado.

El PP ha justificado su reclamación sobre la ministra por "su irresponsabilidad y falta de empatía".

Facebook Twitter

Participa en la encuesta de DonDiario