El Gobierno pacta con el PNV un traje a medida a la catalana para los presos de ETA

  • Política
  • 11-05-2021 | 09:05
  • Escribe: Guillermo Vives




El Gobierno de Pedro Sánchez trabaja en la tarea de consolidar sus apoyos ante la imparable ascensión del PP, que amenaza con tomar La Moncloa. Los socios del Gobierno tienen que estar más unidos que nunca. A los catalanes les calmará Sánchez con el indulto a sus presos, a los vascos con un traje a medida para los condenados etarras, que recibirán el trato privilegiado de los golpistas catalanes.

Y mientras ERC se mantiene mansa a la espera de los indultos prometidos, Sánchez quiere hacer más suyo al PNV transfiriéndole la gestión de las prisiones, lo que quiere decir que los presos etarras recibirán privilegios similares a los golpistas catalanes, que casi pasan más tiempo fuera que dentro de la cárcel. Al menos eso es lo que están negociando. Un traje a medida que permita que las decisiones carcelarias se tomen en el País Vasco y no en Madrid.

Y lo han vendido bien. Miquel Iceta ha sido el encargado de realizar la transferencia asegurando que con el traspaso "se cumple la Constitución" y se salda "una deuda con Euskadi". Lo que no ha quedado claro es en qué consiste la deuda. ¿Será por el apoyo a la investidura? En política nada es gratis, y ahora empiezan a verse los peajes a Bildu y el PNV después del inicio de la estrategia de acercamiento de los presos etarras.



La reacción del PP: "No queremos otro Lledoners en Euskadi"

Por su parte, PP y Ciudadanos han reaccionado ante la transferencia de la competencia de prisiones a Euskadi esperando que "no se convierta en un traje a medida para los presos de ETA", para que puedan disfrutar de los privilegios que ya tienen los golpistas catalanes aprovechándose de la capacidad de decisión que tiene la Generalitat.

Con el recuerdo aún fresco de las atrocidades cometidas por los asesinos sanguinarios que aún están entre rejas, no acaba de entenderse tanta preocupación para que mejoren su calidad, algo a lo que no pueden aspirar sus víctimas.



El PP ha defendido que "los criterios de progresión o regresión de grado deben ser objetivos" y cree que esto "no ha quedado claro en estos meses de negociaciones marcadas por la opacidad y la falta de transparencia".

El parlamentario Luis Gordillo ha afirmado que "aunque en la foto de la firma de hoy solo haya representantes de dos partidos, del PNV y del PSOE, parece que en realidad aquí hay un acuerdo tácito a tres bandas también con Bildu".



"En Cataluña se ha visto muy claro que la gestión de prisiones en manos de los nacionalistas conduce a la existencia de presos de primera y de segunda, y desde PP+Cs decimos alto y claro que no queremos otro Lledoners en Euskadi".

 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario