El gobierno francés podría caer enfermo por culpa del Tour

  • Política
  • 08-09-2020 | 09:09
  • Escribe: Gonzalo Palacios

El primer ministro de Francia, Jean Castex, siguió la etapa del sábado sentado en el coche con el director de carrera, Christian Prudhomme, que ha dado positivo de covid-19


En contra de las previsiones más optimistas, ninguno de los corredores que disputan el Tour de Francia ha dado positivo en las pruebas de covid. En cambio sí ha dado positivo el director de carrera, Christian Prudhomme, lo que ha generado alarma en la política francesa, dado que se da la circunstancia de que el primer ministro francés, Jean Castex, siguió la etapa del pasado sábado en el coche de dirección de carrera, junto a Prudhomme.

Castex ha anunciado que se someterá de inmediato a los tests de covid-19 ante las dudas que pudieran surgir por haber seguido la etapa del Tour del sábado sentado en el asiento de atrás del coche de dirección de carrera justo al lado de Prudhomme.


Perico Delgado se va a hacer pipí en plena etapa del Tour y TVE  lo retransmite así

Desde el Palacio de Martignon se ha precisado que "llevaban los dos mascarilla y respetaron los protocolos de seguridad". Preguntado Macron, el presidente de la República Francesa, acerca del tema, ha dicho que el seminario gubernamental previsto el miércoles podría ser aplazado, o bien desarrollarse "por videoconferencia en cuanto al primer ministro y otros casos eventuales".


"Hacemos respecto a nosotros mismos lo que pedimos al conjunto de los conciudadanos que hagan" si son identificados por casos de contacto con personas infectadas, ha explicado Macron.

El director del Tour será sustituido por François Lemarchand tras la segunda jornada de descanso del próximo lunes. Lemarchand, como Prudhomme,  es un excorredor profesional que posee ya experiencia en la dirección de una prueba ciclista ya que desarrolla esta función desde hace varios años en la París-Niza.



Seis positivos en el Tour de Francia

Ninguno de los 165 corredores que siguen en carrera ha dado positivo en las pruebas, pero de los 841 personas que siguen la Grande Boucle, sí se han dado seis casos de contagio: un miembro del servicio técnico, cuatro auxiliares de los equipos Ineos, Mitchelton, Cofidis y AG2r, que se unen a Christian Prudhomme.

La normativa dice que si otro miembro de uno de los cuatro equipos con un positivo diera positivo en la próxima tanda de test, que tendrá lugar el próximo lunes de descanso, todo su equipo debería retirarse del Tour.

Prudhomme abandonó la carrera y se someterá a una cuarentena de una semana, recluido en el hotel de La Rochelle, donde pasó el día de descanso. El director de la gran ronda francesa ha dicho:  “Volveré a ver el Tour por la tele, como en mis tiempos de comentarista televisivo”, y ha aclarado que su caso es “totalmente asintomático”.

El Tour no ha informado si otros directivos de la prueba, como Bernard Thévenet, que han compartido mucho tiempo con Prudhomme, ni si los VIP, incluido el primer ministro francés, que cotidianamente hacen etapa en su compañía compartiendo coche, se han sometido a cuarentena preventiva.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario