El Gobierno está cargándose la educación en España: han normalizado el fracaso escolar

  • Política
  • 19-09-2021 | 21:09
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

La Ley Celaá limitará "el recurso a la repetición escolar", recayendo la total responsabilidad en los docentes.




El sistema educativo en España ha sufrido, en los últimos años, fuertes variaciones en su organización, haciendo que sean muchos los profesores, padres y alumnos que ya hayan perdido las esperanzas de entender los cambios legislativos en Educación, que se suceden con cada cambio de Gobierno.

Unos cambios que, sin embargo, no están favoreciendo a los estudiantes: así pues, tal y como ha determinado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 8,7% de los estudiantes de secundaria en España son repetidores, así como el 7,9% en Bachillerato; cifras muy superiores a la media de la OCDE, que se encuentra en el 1,9% y 3% respectivamente.



Del mismo modo, un 22% de los jóvenes españoles ni estudian ni trabajan, posicionándose en el ránking a la altura de países como Colombia, México o Israel, y superando por casi seis puntos la media de la OCDE, del 16,1%.

Unos datos que parece prometer la nueva ley de Educación, conocida ya como la Ley Celaá... pero sin centrarse en la excelencia del alumnado, sino en la relajación de los criterios de evaluación de los alumnos, principalmente, en Primaria y Secundaria, promoviendo así un empobrecimiento del sistema educativo notable.



Pasar de curso con asignaturas suspensas

Así pues, el borrador del real decreto de la 'Lomloe', o Ley Celaá, ya expandido por las comunidades autónomas, aunque "no terminado" según señalan fuentes del Ministerio de Educación al diario ABC, señala ya que la repetición durante la etapa de educación obligatoria será una excepción.

"Se limita el recurso a la repetición escolar, favoreciendo en cambio el establecimiento de mecanismos de apoyo y refuerzo" explica el borrador del decreto, estableciéndose en el preámbulo que "la nueva ley modifica significativamente la regulación de la evaluación, la promoción y la titulación [...] en la educación obligatoria y el Bachillerato, basándola en la consecuencia de objetivos y la adquisición de las competencias [...] primando este criterio sobre la mera consideración del número o combinación de materias superadas".



De tal manera, tal y como se desprende del texto, los alumnos de Primaria accederán al curso o etapa siguiente "cuando el equipo docente estime que los aprendizajes [...] que no se hubieran alcanzado no impiden al alumno o a la alumna seguir con aprovechamiento su formación", correspondiendo al profesorado evaluar si cada alumno ha alcalzado el desarrollo "y el adecuado grado de madurez".

En el caso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), ya se establece que el equipo docente valorará las "competencias adquiridas" por el alumno, "sin que, en ningún caso, el número o la combinación de materias no superados pueda ser la única circunstancia" para repetir curso.



Repetición de curso que, en Primaria, se limita a un solo curso en este nuevo decreto Ley, que también contempla que en la ESO se pueda repetir en una única ocasión, o dos, si el alumno no hubiese repetido en Primaria.

Una 'permisividad' que se extiende también a la adquisición del título de la ESO, que será otorgado, siempre "a juicio del equipo docente', con "una o más materias" con evaluación negativa. Del mismo modo, el título de Bachillerato podrá ser conseguido por el alumno con una asignatura suspensa, si cumple una serie de requisitos, nuevamente, valorados por el profesorado.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario