El Gobierno continúa en el "camino equivocado" con Cuba y Venezuela

  • Política
  • 16-07-2021 | 15:07
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

El Ejecutivo de Sánchez sigue sin condenar la situación política que atraviesa Cuba, evitando tildar al régimen cubano de 'dictadura'.




Tras el recinete intento de secuestro, el principal líder de la oposición venezolano a la dictadura de Nicolás Maduro, Juan Guaidó, ha convocado una rueda de prensa urgente en Madrid, donde se mantiene a salvo de la represión de su país. 

Una rueda de prensa en la que el líder de Voluntad Popular ha lamentado el nuevo 'viraje' de Europa, y en concreto de España, que parecen haber abandonado la lucha por la "libertad y la democracia", inclinándose por sus "intereses económicos".



"Ese es el camino equivocado" ha lamentado Guaidó, que ha explicado que España "ha cambiado de bando por presiones internas", sin señalar directamente a Podemos, y "externas [...] que han legitimado la dictadura a través de relaciones comerciales", en vez de defender "el cambio, la libertad y la democracia".

El nuevo ministro de Exteriores ya trabaja en solventar la crisis con Marruecos 



Una posición que el venezolano espera que se corrija, dirigiéndose directamente al nuevo ministro de Exteriores, José Manuel Albares, al que ha pedido que "coloque a España en el lado correcto de la Historia".

"Conocemos el compromiso de Albares por la democracia, y sabemos que conoce muy bien lo que ocurre en nuestro país" ha asegurado Guaidó "ahora reclamamos que el ministro asuma que España tiene la responsabilidad de liderar el proceso de liberación y democratización de Venezuela".



Un camino a repetir en Cuba

Las críticas de Juan Guaidó han coincidido con el rechazo del PSOE a una declaración, propuesta por el Partido Popular en el Congreso de los Diputados, en contra de la represión política en Cuba.

Una represión que continúa desde hace días, habiéndose limitado en uso de Internet en el país para evitar la convocatoria de nuevas manifestaciones y el envío de imágenes al exterior, y que ha provocado que muchos países se vuelquen con el pueblo cubano, exigiendo al régimen de Miguel Díaz-Canel la instauración de una verdadera democracia en Cuba.



En dicho documento, el partido de Pablo Casado instaba al Gobierno a condenar " la dictadura y la represión en Cuba", así como a exigir la liberación de todos los presos políticos y periodistas encarcelados.

No es suficiente: los partidos de la oposición piden elecciones generales 

Una propuesta de declaración que finalmente no saldrá adelante, después de que el PSOE haya presentado una alternativa en el Parlamento que omitía la expresión de "dictadura", imprescindible para el PP.

Así pues, tanto los socialistas como sus socios de Gobierno vuelven a evitar considerar como una dictadura el actual regimen político cubano, haciendo un nuevo guiño desde la formación morada a los gobiernos latinoamericanos cercanos a su ideología política, a pesar de las múltiples peticiones de ayuda y reconocimiento emitidos desde los países reprimidos por sus dirigentes.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario