El gesto de sus 'enemigas' en el campo que ha dejado tocada a Virgina Torrecilla. ¡Esto sí es fútbol!

  • Deportes
  • 24-01-2022 | 16:01
  • Escribe: Lucas Cárdenas
La jugadora del Atlético de Madrid vivió un momento más que especial en la Supercopa de España


La Supercopa de España femenina nos entregó sin dudas uno de los momentos del año. En un fútbol español golpeado por la ola de violencia vivida a lo largo de los últimos días por episodios como el del derbi sevillano o la llegada del bus del Atlético de Madrid a Anoeta, las chicas dieron el verdadero ejemplo de lo que significa este deporte tanto dentro como fuera del campo. 

Barcelona se consagró campeón del torneo, aunque lo de menos fue el resultado de un encuentro donde por encima de todo quedó marcado el regreso de aun autentica guerrera. Virginia Torrecilla fue la gran ganadora de un tarde llena de emotividad donde se mostró realmente lo que significa la palabra deporte. 



El mayor susto de Benzema contra el Elche no es su grave lesión

La centrocampista del Atlético de Madrid regresaba a los terreno de juego tras una dura lucha fuera de estos. Fueron muy largos los meses donde Virgina Torrecilla tuvo que apoyar a sus compañeras desde afuera, sufrir en silencio y en los que tuvo que mostrarse intacta frente a los desafíos que a veces entrega la vida a sus mejores guerreras. 



La jugadora nacida en las Islas Baleares saltaba al terreno de juego a los 85 minutos de un encuentro que se detuvo para aplaudir lo que podríamos definir como un redebut no solo en el fútbol sino en la vida. Virgina Torrecilla dejaba atrás una dura recuperación tras haber sufrido un tumor cerebral que la obligó a retirarse por un tiempo de la actividad. 

Un ejemplo para todos

"Volver a jugar es un regalo. Ha sido una sorpresa. Cuando me dijo el míster que calentase porque iba a salir se me pusieron los pelos de punta. Cuando he salido a calentar la gente me ha aplaudido, sobre todo la gente del Barcelona, que quería que saliera. Esto es muy especial", declaraba tras un encuentro donde con el pitido final llegó una merecida manteada para la jugadora y protagonista de la jornada. 



La Ciudad del Fútbol de Las Rozas vivió un momento único que quedará no solo en la memoria de Virginia, de las jugadoras de ambos equipos o de los presentes en la grada. Toda España celebró el regreso de una guerrera que muestra como en tiempos violentos de nuestro deporte, todavía quedan ejemplos de lo que este puede hacer y generar. 

El plan secreto entre Brasil y Real Madrid que lo revolucionará todo



No se olvidó de quienes más cerca estuvieron de ella en los momentos difícil: “Le doy las gracias al cuerpo técnico, al Atlético de Madrid. Ha sido mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucha gente detrás de mí, y por fin lo tenemos después de casi dos años de entrenamientos, quimio y radio. Estoy aquí, y eso es lo más importante de todo".

Esto es fútbol señoras y señores. No la violencia y la ‘viveza’ de quienes buscan sacar ventaja por una agresión a sus jugadores. Virginia Torrecilla ha vuelto a jugar, a disfrutar y por encima de todo a vivir. Un ejemplo de fortaleza por fuera y dentro del terreno de juego que marca el camino para lo que debe ser el deporte. 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario