El gabinete de Irene Montero insinúa que lo de Pablo Iglesias con Dina fue violencia machista

  • Política
  • 02-05-2021 | 09:05
  • Escribe: Daniel Guerra




Pablo Iglesias se convierte en el ejemplo inesperado del acoso machista a las mujeres, tras haber ocultado y manipulado la información del teléfono de su asesora, Dina Bousselham.

El Ministerio de Igualdad, dirigido por la podemita Irene Montero, ha lanzado una nueva campaña contra la violencia de género, en la que involucran a los hombres como el principal activo de la lucha feminista contra la violencia.

"El papel de los hombres es clave para acabar con la violencia contra las mujeres" asegura la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género en Twitter, donde se ha divulgado la nueva campaña podemita.



Así pues, en el vídeo publicado, varios hombres dan un paso al frente mientras se posicionan en contra de la violencia machista, en todos sus aspectos: "controlar es violencia", "acosar es violencia", "humillar es violencia" aseguran los protagonistas de la pieza.

TeleSánchez se quita la careta: A saco contra Díaz Ayuso



Unas palabras que van acorde a lo que ya publicó la Delegación del Gobierno contra la violencia de género en 2017, que recordaba a la sociedad que "espiar el móvil de tu pareja es violencia de género".

Pablo Iglesias, señalado desde Igualdad

"Si tu chico te controla el móvil, cuéntalo. Hay salida a la violencia de género" aseguraba otra campaña de 2014.



Palabras que han acabado señalando directamente, desde el Ministerio de Igualdad, a Pablo Iglesias, que actuó como un 'maltratador', según la campaña de Igualdad, en el ya conocido como Caso Dina.

Y es que el líder de los morados reconocía en 2016 haber recibido la tarjeta 'sustraída' a Dina Bouselham, así como haber examinado su contenido. Algo tras lo que, al comprobar que existían "imágenes íntimas", el ex vicepresidente segundo del Gobierno decidió conservar en su poder la tarjeta durante al menos seis meses.



Rajoy también recibió cartas: "Te vamos a quemar vivo"

Ya no sólo esta acción del podemita implica un 'control' de Iglesias al teléfono de Dina, sino también sus declaraciones posteriores, en las que aseguró que había guardado la tarjeta para evitar más "presiones" sobre su ex asesora. Un absoluto control de su teléfono móvil y de la vida de la ex asesora podemita que llevaron a Iglesias ante los tribunales, y que ahora le hacen ser señalado por las campañas contra la violencia machista que aprueba su propia pareja desde el Ministerio de Igualdad.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario