El fugado Puigdemont y sus discípulos infectaron Perpiñán de odio y de coronavirus

  • Cataluña
  • 28-03-2020 | 23:03
  • Escribe: Daniel Guerra

La ciudad francesa se ha convertido en el foco de la epidemia en Occitania tras la reunión independentista catalana.


El coronavirus preocupa a nivel mundial, ya que la pandemia crece, de forma descontrolada, afectando a más de 70 países por todo el mundo.

Ahora, la ciudad francesa de Perpiñán se ha convertido en el principal foco de la epidemia en Occitania, al concentrar el mayor número de casos registrados en un perímetro restringido.


En concreto, la localidad ha tenido que lamentar 54 fallecidos, 1.285 personas infectadas y 551 hospitalizadas, de las cuales 176 están en cuidados intensivos,

"Desde finales de la semana pasada, la epidemia ha entrado en la fase de crecimiento exponencial" explica el jefe del servicio de enfermedades, infecciones y tropicales del centro hospitalario de Perpignan, Hugues Aumaître, a Le Monde "Tenemos un ratio de casos graves respecto a las hospitalizaciones particularmente alto en comparación con lo que hemos visto en otras partes del territorio".


La pandemia llega así a la Occitania en un momento en el que la Sanidad de la zona se encuentra bajo mínimos, lo que ha provocado que rápidamente se busquen apoyos al centro médico del lugar.

También, y para evitar la expansión del virus, las autoridades de Perpiñán han establecido un toque de queda desde el 21 de marzo, desde las 20 horas hasta las 6 de la mañana.



El independentismo llevó el coronavirus a Perpiñán

Pese a que el director de gabinete del prefecto de Pirineos Orientales, Sébastien Boucard, afirmaba el Le Monde que es la forma de "vivir a la española" de Perpiñán lo que ha facilitado la expansión del virus, la realidad es que la visita de Puigdemont y los suyos ha tenido mucho que ver con la brutal llegada de este virus de Wuhan a Perpiñán.

No en vano, el 25 de febrero tenía lugar en Cataluña el primer fallecimiento por coronavirus, y las primeras personas infectadas pasaban a ser hospitalizadas, mientras el líder independentista y sus seguidores ultimaban los detalles para la gran concentración independentista del 29 de febrero en la localidad francesa.

Miles de catalanes se desplazaron, sin medidas sanitarias ni control, desde la Cataluña infectada con coronavirus a Perpiñán, donde pasaron varios días celebrando manifestaciones, y conviviendo con los habitantes de la localidad. (¡Un hospital catalán prohíbe la entrada al Ejército!)

Ahora, los centenares de casos de Covid-19 se agolpan en Perpiñán como consecuencia de la imprudencia de los independentistas radicales, que lejos de mirar por la salud de los 'suyos' decidieron exponer la vida de los demás, una vez más, para mostrar sus intereses políticos sin tapujos, criterio, ni control sanitario.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario