El fin de la violencia en Cataluña fue una decepción para Ponsatí

  • Cataluña
  • 07-11-2021 | 09:11
  • Escribe: Celeste De Sebastián

La fugada independentista carga duramente contra la vía del diálogo por la que ha apostado el actual Gobierno de la Generalitat.




A pesar de que, desde dentro de la Generalitat y las distintas formaciones independentistas catalanas, se asegura que el movimiento nacionalista catalán está definido por su 'facifismo' y su apuesta por la no-violencia en las manifestaciones, lo cierto es que las acciones que se han vivido en los continuos actos independentistas demuestran lo contrario.

Una vía de la violencia, en la que los extremistas radicales han tenido un especial protagonismo, que ahora ha sido defendida incluso por Clara Ponsatí quien, a través de una entrevista en el Faqs de TV3, ha lamentado que el miedo haya superado las ansias de independencia.



Sale a la luz la sucia estrategia indepe para fulminar el castellano de los colegios catalanes 

"Sabía que si no ganábamos habría prisión y exilio y vi que no estábamos a intentarlo" ha lamentado la ex diputada "¿Qué pasa, que porque a unos cuantos nos encarcelen y que otros nos hayamos marchado al exilio vamos a tener que renunciar a la independencia?".



Una renuncia a la secesión que, tal y como critica Ponsatí, ya ha sido 'firmada' por los republicanos catalanes: "ERC no tiene en su agenda hacer la independencia" ha criticado, exigiendo un "cambio de comportamientos" inmediato.

Sin confianza en la mesa de diálogo

Un "cambio de comportamientos" que, para la fugada de Waterloo, podría implicar un regreso a la violencia y a la destrucción en las calles catalanas, unido a un rápido cambio en la Generalitat de Cataluña, a la cual acusa de "no hacer a nada".



"Es un Gobierno para no hacer nada" ha criticado Ponsatí al actual Govern "han usado la excusa de la represión para no enfrentarse" al Estado, a pesar de que ese "no hacer nada" ha conseguido los indultos a los presos independentistas, y grandes beneficios en los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

Toni Comín desvela la hoja de ruta de Puigdemont para repetir el golpe de Estado del 1O



Así pues, Ponsatí ha considerado que la mesa de diálogo no está provocando una verdadera "negociación" entre España y Cataluña, ya que no hay gran cosa que se pueda negociar entre ambas instituciones.

"A mí me interesa muy poco el hecho de quien se sienta y quién habrá" ha confesado, destacando que este intento vano de Aragonès de poner contra las cuerdas a Pedro Sánchez no es más que un "despropósito" que sólo hace "perder el tiempo" a los catalanes, siendo la violencia y la lucha desde las calles la única vía para conseguir la ansiada y prometida independencia.

 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario