El fichaje de un centrocampista top para la 2022-23 genera división en el Madrid: hay dos candidatos

  • Deportes
  • 02-12-2021 | 09:12
  • Escribe: Alejandro Jiménez
El conjunto blanco está decidido a fichar un centrocampista para la próxima temporada


El Real Madrid está decidido a reforzar la medular y fichará a un centrocampista de primer nivel para la próxima temporada para que ocupe el puesto del malagueño Isco Alarcón, que termina contrato el 30 de junio de 2022 y el club blanco ha tomado la decisión de no renovarle.

Asimismo, el español Dani Ceballos también está en la rampa de salida por lo que al menos un centrocampista de primer nivel tendrá que llegar al Santiago Bernabéu. El problema está en la división que hay dentro del club blanco con los candidatos que hay sobre la mesa.



Las opciones, a día de hoy, son el centrocampista francés del Manchester United, Paul Pogba, y su compatriota Aurélien Tchouaméni, que milita en las filas del Mónaco. Uno es un futbolista consagrado mientras que el otro es una joven promesa que está rindiendo a un gran nivel.

En el caso de Paul Pogba está la ventaja de que llegaría gratis tras acabar contrato con el Manchester United el próximo 30 de junio de 2022. Además, es un futbolista que tiene una amplia experiencia y que está acostumbrado a jugar bajo presión, como ocurre en el Real Madrid.



La parte negativa de apostar por Pogba es su elevado salario, que es lo que hace dudar a la directiva merengue. Se trata de un futbolista que tiene unas altas pretensiones salariales y el Real Madrid no quiere dejarse mucho dinero en nóminas de futbolistas por la crisis provocada por el coronavirus.

Es decir, se trata de un futbolista muy completo, que encajaría en el Real Madrid pero que se puede terminar descartando por el salario que tendrían que pagarle al internacional francés así como la prima a su representante, Mino Raiola, que exigiría un porcentaje de dinero.



Tchouaméni, la otra opción

Tchouaméni es un futbolista que está rindiendo a un gran nivel esta temporada y que encajaría en la política de fichajes del club blanco ya que es un futbolista joven con un futuro prometedor. Además, su salario sería menor que el del futbolista del Manchester United.

El problema en su caso es la falta de experiencia que tiene en grandes clubes europeos. El Real Madrid sería su primer gran reto en su carrera y eso siempre supone un riesgo. Además, el AS Mónaco está encantado con él y solo le dejaría marchar a cambio de una importante suma de dinero.



La directiva merengue aún tiene tiempo para valorar las dos opciones y decantarse por una de ellas. Aprovecharán las próximas semanas o meses para valorar los pros y los contras.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario