El feminismo 'de pega' de Podemos con el que engañan a todos los españoles

El feminismo 'de pega' de Podemos con el que engañan a todos los españoles

18/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

El partido dirigido por Ione Belarra no teme en mostrar su verdadero rostro

Unidas Podemos es un partido que siempre apuesta por la igualdad y la paridad entre hombres y mujeres en muchos de los ámbitos de la vida cotidiana de los españoles, incluyendo los espacios laborales. Sin embargo, los propios dirigentes de la formación morada no cumplen estas premisas que predican y que obligan a acatar al resto de los españoles.

Sus proclamas parecen no ser aplicables en su propia estructura interna, que es una de las menos equilibradas de todo el sistema político español por octavo año consecutivo. Aunque la llegada de Ione Belarra a la secretaría general del partido podría haber motivado algún cambio, la realidad es que este no se ha producido. Unidas Podemos sigue contratando a más hombres que mujeres para trabajar en sus filas, aunque gran parte de sus caras más públicas sean femeninas. La inestabilidad y precariedad laboral también es una tónica preocupante en la formación morada.

Estos datos son obtenidos a través de memorias anuales publicadas por la propia formación política, que por un lado dice luchar por la paridad pero por el otro fomenta el desequilibrio en la sociedad española. La última memoria, correspondiente al año 2021, permite profundizar más en los entresijos de Unidas Podemos. El partido liderado por Ione Belarra contrata a más hombres que mujeres: estas últimas representan un 45% del total de la plantilla registrada de la formación.

De esta forma, Unidas Podemos incumple su propia norma, puesto que hasta hace no mucho exigían la paridad absoluta entre personal femenino y masculino en todos los espacios laborales. Este error también se repite en ejercicios pasados, ya que en 2020 la norma de la paridad tampoco fue respetada y se amplió la plantilla incorporando a 14 hombres más.

La plantilla de Unidas Podemos ha ido decreciendo con los años. Desde su fundación, la formación morada ha llegado a tener hasta 577 empleados, aunque la diferencia entre hombres y mujeres y la ausencia de paridad se ha mantenido desde su entrada en la política española. Curiosamente, Unidas Podemos ha ido aligerando su plantilla conforme disminuía la actividad electoral y entraba el el Gobierno, llegando a tener menos trabajadores ahora que cuando se celebraron las elecciones de 2015.

La paridad que tanto reclama Unidas Podemos es inexistente en su organigrama interno. Aunque la memoria de 2021 insta a "culminar en el siguiente ejercicio las formaciones en igualdad para todo el personal", no hay ni rastro de un posible cambio protagonizado por Ione Belarra, que ahora está a los mandos del partido que Pablo Iglesias abandonó en mayo de 2021.

La precariedad laboral también es habitual en Unidas Podemos: de los 260 trabajadores actuales, tan solo 60 cuentan con un contrato estable e indefinido. Según la normativa de la nueva reforma laboral, aprobada gracias a la formación morada, gran parte de sus contratos son contratos basura, con acuerdos temporales y nóminas inestables que no dejan satisfechos a los trabajadores. Esta situación se ha producido desde siempre, exceptuando en 2015 y coincidiendo con el pico máximo de trabajadores de Unidas Podemos.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario