El extremismo de la CUP provoca una nueva ruptura en el independentismo: PSC y los comunes, la clave de los próximos presupuestos

  • Cataluña
  • 19-11-2021 | 10:11
  • Escribe: Celeste De Sebastián

Pere Aragonès podría confiar en la marca catalana de Podemos en las Cuentas autonómicas, a pesar del rechazo de JxCat.




A pesar de sus esfuerzos por mantener la idea del movimiento independentista como un proyecto fuerte y unido, lo cierto es que las formaciones nacionalistas están cada vez más distanciadas. Algo que se ha podido evidenciar ante la mesa de negociación con el Gobierno de España, o con la publicación de las líneas ideológicas a seguir por parte de los principales partidos secesionistas.

Líneas que distan mucho de encontrar un equilibrio entre las formaciones: y es que, si bien los republicanos de ERC confían en conseguir un acuerdo con el Ejecutivo nacional, renunciando a la independencia, al menos, hasta 2040, los de Carles Puigdemont, así como la CUP, mantienen que sólo el desafío más radical, así com la declaración unilateral, conseguirán llegar la independencia a Cataluña, lo cual debe suceder cuanto antes.



Una división dentro del bloque secesionista que ahora pone en riesgo la aprobación de los Presupuestos autonómicos catalanes de cara a 2022, ya que Pere Aragonès necesita el apoyo del resto de grupos para que las Cuentas puedan ser tramitadas dentro del Parlament catalán.

Por fin alguien se atreve a decir la verdad: Puigdemont y Quim Torra son ultraderecha



Presupuestos para los que el presidente republicano parece no poder contar con la CUP, que ha impuesto, como línea roja para dar su apoyo a las Cuentas, fijar una fecha antes del 2025 para un nuevo referéndum sobre la independencia; una idea que no entra dentro de los planes de ERC, y que ha provocado el 'portazo' provisional de la CUP al plan presupuestario del Govern.

PSC y los Comunes, la llave de los Presupuestos

Ante la negativa de la CUP, las miradas de los republicanos se han centrado, no en JxCat, sino en los Comunes, demostrando así los de Pere Aragonès la profunda división que existe entre las dos principales fuerzas independentistas.



Así pues, ERC ha comenzado formal y unilateralmente las negociaciones con la marca catalana de Podemos, con la intención de "ensanchar la base" del soberanismo catalán. Algo que ha molestado dentro de las filas de JxCAT, que han criticado que "es una situación no consensuada".

Un escándalo disfrazado: la Generalitat pagará más de medio Kilo para tener jueces afines en Cataluña y poder delinquir a sus anchas 



Y es que los de Carles Puigdemont prefieren aliarse con el PSC de Salvador Illa, siempre y cuando fallen las negociaciones con la CUP, ya que algunos de sus diputados aseguran de forma interna que los intereses económicos de JxCat tienen más puntos en común con los socialistas que con los comunes.

"Buscamos ampliar las mayorías, no pactar con partidos que no comparten nuestro modelo de país" han rechazado los republicanos ante esta posibilidad, demostrando que las formaciones secesionistas, no sólo están más lejos que nunca de conseguir la independencia, sino que también están más cerca que nunca de acabar, de forma interna, con el movimiento nacionalista catalán al completo.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

Facebook Twitter

Deja tu Comentario