El exdirector de El Mundo destapa la trama mediática que controla el país: "Los tres tenores"

  • Medios
  • 08-04-2019 | 08:04
  • Escribe: Iker Gurpegui

David Jiménez ajusta cuentas con el mundo del periodismo en un libro que promete




David Jiménez, exdirector de El Mundo, quiere ajustar cuentas con el mundillo periodístico y esta semana lanza 'El Director', obra en la que cuenta los tejemanejes que se esconden detrás de la prensa española.

El periodista desvela que Cebrián, Pedro J. Ramírez y Ansón "eran grandes periodistas que se malograron por su cercanía con el poder" y les regala un apodo: "Los tres tenores", que actuaban como "jueces, fiscales y verdugos" en algunos temas candentes. (Ágatha Ruiz de la Prada: "No perdonaré a Pedro J. Ramírez en la vida").



Tampoco se queda corto con la profesión: "Las prebendas, los regalos y los sobresueldos siguen siendo habituales entre los periodistas… Me llegó una oferta para un concierto de Sting, todo privado, con chofer privado… Me entró un poco de sonrojo y me dijeron que si quería ver la lista de los que habían realizado ese mismo viaje el año anterior y en esa lista estaban los grandes periodistas de este país… Si tú eres periodista no puedes aceptar ese tipo de viajes porque compromete tu libertad". 

Los digitales de trabuco

Según Jiménez, "existe un sistema corrupto que ha corrompido a la prensa. Hay una serie de digitales que se dedican al chantaje. Si no pones publicidad en mi medio voy a empezar a hablar mal de ti. Para nosotros es más fácil pagar a un digital que nos está chantajeando que asumir noticias falsas que pueden suponer un problema para la empresa… Yo le llamo periodismo de trabuco". (Eduardo Inda pone a caldo a Iglesias, El Plural y La Marea después de que le llamen "tonto útil" de Villarejo).



También explica que Luis Bárcenas le confesó "que uno de los periodistas más importantes de la radio del país, ya fallecido, aceptó un maletín con 30 millones de pesetas para hablar bien del PP durante el período electoral de las elecciones del 1996". (El PP pide explicaciones por el juego sucio de Carmena).

David Jiménez también revela los pactos que manchan a la prensa: "Los Acuerdos, como se conocían los pactos negociados por la prensa tradicional con las grandes empresas al margen de las cifras de audiencia o el impacto publicitario, nos habían salvado de la ruina durante la Gran Recesión. Era un sistema de favores por el que, a cambio de recibir más dinero del que les correspondía, los diarios ofrecían coberturas amables, lavados de imagen de presidentes de grandes empresas y olvidos a la hora de recoger noticias negativas". 



Facebook Twitter

Deja tu Comentario