El escándalo de la residencia madrileña con hormigas y sin pañales

  • Sucesos
  • 31-01-2019 | 10:01
  • Escribe: Guillermo Vives

No solo les faltan esponjas, toallas, jabón o guantes para el personal sino que también denuncian que las puertas de emergencia están cerradas y atadas con sábanas.


La Asociación del Defensor del Paciente ha pedido al fiscal jefe de Madrid, Jesús Caballero Klink, que investigue por presunto fraude la situación de la Residencia de la Fundación Reina Sofía Alzheimer, en Vallecas, donde trabajadoras denuncian que llevan un año con plaga de hormigas y con falta de material, como pañales.

Puertas de emergencia cerradas

En una carta, la presidenta de la asociación, Carmen Flores, ha solicitado su intervención y una investigación de oficio, sobre estos hechos que entienden "graves". No solo les faltan esponjas, toallas, jabón o guantes al personal sino que también denuncian que las puertas de emergencia están cerradas y atadas con sábanas.

En la misma línea, y basándose en una información de la Cadena Ser, explican que cuando falta personal no lo sustituyen y llevan más de un año con una plaga de hormigas. La asociación quiere que la Fiscalía depure responsabilidades también de la Comunidad de Madrid "por dejación de funciones a no controlar a las empresas que sustentan con dinero público".

Entienden que su petición está "justificada" ya que si hay un delito "repugnante es el que se infringe contra ancianos o niños indefensos y a merced de lo que les quieran hacer sin poder defenderse". La asociación cree que puede haber un delito de fraude.

Por último, fundamenta su solicitud en el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que obliga a los que por su cargo profesión u oficio tuvieren noticia de algún delito público a denunciarlo inmediatamente al Juez o al Fiscal.

La versión de la residencia

Por su parte, fuentes de la Consejería de Políticas Sociales han señalado que no existe falta de personal en el centro. "Es más, siempre está por encima del ratio establecida en el pliego de condiciones", han apuntado, para añadir que todos los trabajadores son sustituidos en época vacacional o por interinidades sobrevenidas a su puesto de trabajo, como enfermedades, accidentes o excedencia.

Respecto a la falta de material, han indicado que el Centro compra "todo lo necesario para el correcto aseo e higiene de los usuarios y las instalaciones, siendo gestionados estos pedidos por los equipos de la gerocultoras".

Asimismo, han explicado que es un centro que ha obtenido un certificado de excelencia como el primer Centro de Alzheimer de España tras "un análisis exhaustivo de más de 1.000 indicadores relacionados con la calidad y la seguridad del usuario". En España sólo 25 Centros tienen esta calificación, han subrayado.

Desde Políticas Sociales también han destacado que el grado de satisfacción de los familiares de los residentes es de "satisfecho" o "muy satisfecho" y que es "completamente falso" que existan plagas de hormigas. Además, con carácter bimensual se realizan desinsectaciones, han defendido.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario