El egocéntrico Jorge Javier se hace la víctima... ¡Bájate del escenario!

  • TV y Cine
  • 21-11-2018 | 06:11
  • Escribe: Redacción

Jorge Javier confiesa los problemas que está teniendo con GH VIP tras las duras críticas que recibe a diario


Sin duda alguna la presente edición de 'GH VIP' está consiguiendo los resultados previstos a nivel de audiencia e interacción, aunque está golpeando duramente contra la política de Telecinco y Mediaset, que ya han recibido denuncias de varias organizaciones.

También está afectando a la imagen pública de Jorge Javier Vázquez, presentador del programa, que está siendo duramente criticado a través de redes sociales y medios de comunicación por su permisividad y claro favoritismo ante algunos concursantes. 

Le echan en cara que el programa haya derivado más a 'Sálvame' que a un reality como debería ser. Ahora se le da exceso de tiempo a las vidas privadas de cada concursante, sobre todo aquellos con más renombre como Chabelita, Makoke o Aurah, que han copado portadas por su paso dentro y fuera de la casa.

De JJ también reprochan que se le ve el plumero en apoyar a Makoke o Suso y que en cambio no traga y se dirige de malas formas al Koala o Miriam Saavedra, por ejemplo. Ante los feroces ataques, el presentador se ha refugiado en su columna semanal de 'Lecturas' para explicar cómo vive la situación. 

La presión ha estado a punto de acabar con su paciencia

Jorge Javier se refiere a la última gala del pasado jueves y asegura que "Se palpaba la tensión en el ambiente, el público estaba ‘on fire’ y los aplausos y abucheos no cesaron durante todo el programa. En uno de los descansos, me comunican que me están poniendo bonito en las redes. Total, que entre una cosa y otra acabé con un dolor de espalda considerable", confiesa. 

"Reviso mi Instagram y le doy a 'Rechazar todo' porque veo por encima que hay algunos mensajes claramente insultantes. Leo los titulares de dos artículos que no me dejan excesivamente bien –por ser suave– y noto que voy cayendo en un pozo cada vez más negro", prosigue el presentador. 

También explicó que en ocasiones se le pasa por la cabeza dejarlo todo. "Estoy convencido de que lo que me pasa tiene que ver el cansancio físico, con dormir mal y a deshoras, pero no puedo evitar pensar que me quiero ir. Dejarlo todo. Desaparecer. Desconectar durante tres meses, un año entero, irme a una playa con los perros", continúa en la revista. "Recibo muchísimos mensajes de gente que me critica, pero también de otra que se muestra de acuerdo conmigo. Y esto me lleva a pensar que no estoy equivocado. Y que tampoco tengo la razón (…) Un programa como Gran Hermano VIP en el que se examinan alianzas, amistades, lealtades o fidelidades es una máquina de desencuentros porque cada uno tiene su opinión sobre cada asunto. Y cuando el programa se convierte en un fenómeno como este GH VIP 6, entonces ya es una bomba de relojería porque las adhesiones a los favoritos son inquebrantables. Comprendo que haya gente que no esté de acuerdo con nuestra manera de llevar el programa, pero vivo muy tranquilo sabiendo que jamás se toma ninguna decisión con el fin de perjudicar a un concursante".

Por último, quiso mostrarse optimista de cara a la recta final de programa. "Queda un mes para que finalice el concurso y sé que van a venir curvas muy complicadas. Cada gala será como un Barcelona-Real Madrid en el que se decida la Liga y tengo que aceptar que, como pasa en el fútbol, los árbitros siempre reciben hostias en partidos decisivos", finalizó. 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario