El efecto Zidane le crea un problema inesperado (y preocupante) al Real Madrid

  • Deportes
  • 25-04-2019 | 12:04
  • Escribe: Francisco Rubio

Todos quieren venir al Real Madrid y nadie quiere irse tras el regreso de Zinedine Zidane al banquillo merengue.




El efecto Zidane causa estragos en el Real Madrid en lo bueno y en lo malo. El club blanco está encantado con el regreso del entrenador francés, que en cierta forma ha devuelto la calma institucional después de meses muy agitados. Sin embargo, también hay aspectos que pueden llegar a considerarse negativos, aun siendo claramente positivos por lo que significan.

Nos referimos al deseo de todos los miembros de la plantilla de continuar en el Real Madrid la próxima temporada. Zinedine Zidane tiene mucho imán para atraer futbolistas al equipo madridista, pero no solo atrae a los de fuera. También atrae a los jugadores que el club quiere vender. Hay varios casos de futbolistas en venta que no desean salir del Madrid ahora que ha regresado el hijo pródigo al banquillo. (El crack del PSG que se ha ofrecido al Real Madrid (y no es Mbappé ni Neymar)).



Zidane garantiza títulos… y minutos

El gran motivo por el que nadie quiere abandonar el barco madridista lo encontramos en que Zinedine Zidane es un entrenador que garantiza títulos colectivos (su palmarés con el primer equipo en dos años y medio fue demoledor) y al mismo tiempo garantiza protagonismo para todos los futbolistas. Sus rotaciones ya forman parte de la historia reciente del Real Madrid.

Esas dos causas provocan que nadie quiera irse, al menos entre los jugadores más prescindibles. Ni siquiera un caso como el de Gareth Bale, que es una salida de manual, está claro a estas alturas porque también quiere pelear por un puesto. Mariano, Lucas Vázquez, Marcos Llorente, Ceballos… Todos creen que tendrán oportunidades si se quedan y que si mejoran sus prestaciones pueden ser importantes con Zidane. Y eso, pensándolo bien, supone un conflicto. (¡¡Gravísimo!! El Real Madrid se lleva un varapalo terrible con Gareth Bale).



El Real Madrid quiere afrontar una amplia revolución en la plantilla. Zidane ha confesado en varias ocasiones que va a haber cambios importantes, aunque no ha desvelado cuáles son. Y estos cambios solo pueden afrontarse dejando salir antes de fichar. He ahí el grave problema al que se enfrenta el Madrid por el efecto Zidane. El mister, no obstante, tiene una conversación pendiente con cada uno de sus futbolistas, una charla que tendrá lugar a final de temporada y en la que expondrá a cada futbolista si tiene hueco y qué rol tendrá en el próximo Madrid.

La operación salida del Madrid será muy costosa

Incluso a pesar de que hay jugadores que no cuentan para Zidane, esos mismos futbolistas lucharán para intentar convencer al mister de que pueden tener sitio. El Real Madrid tendrá que tener mano firme con todos aquellos jugadores que se resistan a ser traspasados. La temporada ha sido demasiado mala como para aguantar la continuidad de algunos jugadores que ya han cumplido un ciclo en el club.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario