El drama que se esconde tras la muerte de la perra Sota

  • Sucesos
  • 20-12-2018 | 05:12
  • Escribe: Pablo Ruiz
La muerte de la perra Sota a balazos a manos de la Guardia Urbana ha indignado y movilizado a los animalistas


La indignación animalista ha estallado en las redes sociales y en las calles después de que el martes la Guardia Urbana abatiese a tiros a una perra en la Gran Vía de Barcelona.

Las imágenes de la perra en un charco de sangre y moviendo la cola son durísimas.



La Guardia Urbana de Barcelona ha afirmado que el agente que abatió a Sota "actuó en defensa de su integridad física" y que no tuvo otra opción que disparar al animal.

Al aparecer, pidieron a su propietario que atara al perro en cumplimiento de lo establecido en la ordenanza municipal de tenencia de animales y, en el transcurso de la actuación, el animal atacó a uno de los agentes en el brazo y éste tuvo que usar su arma para protegerse, según la Guardia Urbana.



No está claro que Sota atacase al agente

Posteriormente, el mismo agente fue agredido con un patinete en la cabeza, por lo que el propietario del perro fue detenido y el policía tiene una contusión en la frente y una ruptura dental, y está de baja.

A raíz del uso del arma, la Unidad de Deontología y Asuntos Internos de la Guardia Urbana revisó los hechos y su conclusión es que el agente actuó "en defensa de su integridad física y que no le quedó otra opción".



Sin embargo, las contradicciones en el relato de la Guardia Urbana han indignado a las asociaciones animalistas, y es que no está claro que Sota atacase a los agentes.

El Pacma condena ante el Ayuntamiento de Barcelona la muerte de un perro abatido por un urbano

Unas 500 personas, según el Pacma, y unas 150 personas, según el consistorio, se concentraron ayer por la tarde en la plaza Sant Jaume, ante el Ayuntamiento de Barcelona, para condenar la muerte de Sota, que fue abatido por un agente de la policía municipal.



El Pacma ha exigido a la Guardia Urbana una investigación para esclarecer los hechos, que ha considerado "muy graves", ha dicho que esta concentración ha sido el punto de partida y ha anunciado que no parará hasta que se depuren todas las responsabilidades, para lo que entrará propuestas en el registro del consistorio.

Colau habla sobre la muerte de Sota

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que una vez concluya la investigación sobre la muerte de Sota abatida por un urbano, se revisarán los protocolos de intervención con animales para buscar "margen de mejora", pero que el agente actuó en defensa propia.

"Según los testigos y las informaciones que tenemos hasta ahora, el agente actuó en defensa propia y temiendo por su integridad física. El agente está de baja y recuperándose de diversas heridas", ha dicho en una serie de apuntes en su perfil de Twitter.

Ha afirmado que los hechos son tristes y no quiere que se repitan, ha lamentado la muerte del animal y entiende la ola de solidaridad, pero ha pedido "prudencia antes de hacer juicios y confianza en la investigación" abierta, remarcando que la ciudad quiere a los animales.

Una comisión del Icab pide a la Urbana investigar la muerte del perro abatido ante contradicciones

La Comisión de protección de los derechos de los animales del Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab) ha pedido a la Guardia Urbana que investigue los hechos que rodearon la muerte de Sota.

En un comunicado, piden que se aclaren las circunstancias de su muerte después de que el cuerpo policial barcelonés haya dado "contradictorias versiones" sobre lo ocurrido.

Desde esta comisión reclaman que si se demuestra que se ha matado el perro sin una causa justificada supondría un delito contra los animales, tipificado en el artículo 377 del Código Penal, con abuso de autoridad, puesto que participó presuntamente un agente del citado cuerpo.
 

Facebook Twitter

Deja tu Comentario