El “divino” Jordi Pujol escribió la Biblia del separatismo: Sobre TV3 y las escuelas construiré mi imperio

  • Cataluña
  • 13-09-2019 | 09:09
  • Escribe: Pablo Ruiz

Así pretendía el ‘chorizo’ Jordi Pujol “nacionalizar” Cataluña


El Triangle ha hecho público el documento ‘Programa 2000’, que fue elaborado en 1990 por Jordi Pujol para “nacionalizar” Cataluña y “convertir en hegemónica la identidad catalana”.

Dicho documento fue enviado a los consejeros de la Generalitat, y en él, Jordi Pujol denunciaba un “relajamiento nacional” para reclamar "una activa política de nacionalización, que aunque hemos iniciado algunas cosas no acabamos de hacer más a fondo y de forma seguida". 


El elegido de Pujol para llevar a cabo esta “nacionalización” era Ramon Juncosa, al que nombró director general de evaluación y estudios del Departamento de Presidencia.

“No se trata tanto de recuperar la identidad como de reinterpretarla, de afirmarla y hacerla hegemónica en todos los campos de la actividad humana. No sólo en el campo de la cultura, sino en el campo de la política, la economía, la administración...", rezaba el documento.


Supremacismo catalán

"Ser ciudadano catalán tiene que significar, por ejemplo: ser más culto (hay indicadores que permiten asegurarlo, como el índice de lectura, de consumo cultural, etc), pertenecer a una sociedad más moderna, más avanzada, con un mayor grado de bienestar social, ambiental y cultural, ser más cívico, libre, solidario y plural a la vez y ser más europeo, más cercano a los modelos culturales sociales y económicos europeos ...", apuntaba el escrito.

Controlar las escuelas y TV3

Para llevar a cabo esta tarea de “nacionalización”, Jordi Pujol quería controlar las escuelas y los medios de comunicación. 



"Hoy disponemos de unas herramientas fundamentales para que el modelo cultural catalán pueda penetrar. La escuela, ahora, en catalán y luego plenamente catalana cuando pueda vehicular todos los contenidos socioculturales catalanes, los medios de comunicación de masas y especialmente los medios de comunicación públicos audiovisuales y la sociocultura", reza el documento ‘Programa 2000’.

Apuestas del ‘Programa 2000’

“Recuperar e incentivar el orgullo de ser catalán", "aprovechar el hecho diferencial catalán", "especificar la preminencia de la sociedad civil en la tarea de nacionalización", "revalorizar el gusto por el trabajo bien hecho", "trabajar en unos campos prioritarios con el objetivo de construir una Cataluña fuerte", "que este trabajo tenga el horizonte en la construcción de la plenitud nacional", "ejercer una plena capacidad de proyección independiente" o "interacción positiva y personalizada entre Administraciones públicas y ciudadanos".

Objetivo

“Hacer hegemónica la identidad catalana. Catalanización de la base de nuestro pueblo para conseguir una Cataluña fuerte" y "construir una Cataluña fuerte dentro de unos Países Catalanes fuertes, centro de gravedad del Mediterráneo noroccidental".

Los secuaces de Pujol

Para llevar a cabo esta tarea de "nacionalización" Pujol contaba con la estrecha colaboración de "profesionales de la comunicación, profesionales y especialistas en temas de educación, intelectuales y personas vinculadas a entidades culturales, a instituciones académicas, en el mundo económico, empresarial, sindical, gremios , asociaciones profesionales, en el mundo de la investigación científica, a las administraciones públicas y al mundo político".

Acciones en los sectores más desnacionalizados

Defendía "el desarrollo de programas de acción en los campos de actividad y en los sectores sociales más desnacionalizados, en materia de política lingüística y de extensión cultural (programas de inmersión, tanto lingüística como cultural), especialmente en barrios, suburbios y periferias de las zonas industrializadas".

Facebook Twitter
Deja tu Comentario