El día que Albert Rivera suspendió una asignatura: su madre le dio una buena lección

  • Política
  • 07-05-2022 | 07:05
  • Escribe: Enrique Sanz
La reacción de la madre del expolítico es recordada en la familia


Albert Rivera es uno de los personajes políticos que más fama han acumulado a lo largo de su paso por la vida pública española. Durante su breve estancia en el sistema político español, el fundador de Ciudadanos ha encabezado la regeneración de la política desde la derecha del espectro ideológico, aunque su apuesta no funcionara y hoy por hoy su partido ocupe un espacio más pequeño del que pudiera parecer posible hace unos años.

La infancia de Rivera estuvo marcada por una infancia "feliz" a pesar de sus humildes orígenes. Su padre nació en el barrio obrero de la Barceloneta, mientras que su madre emigró desde Málaga hasta Cataluña, donde se estableció con su marido en Granollers. En esta localidad catalana regentaron una tienda de electrodomésticos que les permitió ofrecer la mejor educación a su hijo.



Ya por aquel entonces, la educación de un retoño era algo costoso y complicado de realizar. Por eso, sus padres lo inscribieron en el colegio público El Cervató, una de las instituciones educativas más prestigiosas de la localidad en la que vivía Albert Rivera. El esfuerzo por darle a su hijo la mejor educación no se veía a veces recompensado con las mejores calificaciones.

En una única ocasión, al bueno del pequeño Albert Rivera se le ocurrió suspender una asignatura. El castigo estuvo a la altura de la decepción y los esfuerzos que hacían sus padres por mantener a su hijo en el colegio. Por este suspenso, la madre lo dejó sin vacaciones de verano y lo apuntó a una academia para estudiar en el periodo estival y que así recuperara al tiempo perdido. Además, durante la fase vacacional del año puso a trabajar a su hijo en la tienda de electrodomésticos, con el objetivo de que comprobara todos los esfuerzos que realizaban sus padres para darle una educación.



Rivera ha reconocido siempre que es hijo único "para lo bueno y para lo malo". Este es uno de los ejemplos a los que se refería el expolítico y fundador de Ciudadanos. Aunque vivió una infancia relativamente cómoda, nunca ha ocultado que está orgulloso de sus orígenes humildes y proletarios y que, gracias a ellos, es hoy mejor persona, mejor marido y mejor padre desde que se retiró de la política.

Facebook Twitter

Deja tu Comentario