El despropósito del 14F: sondeos falsos y presos haciendo campaña electoral

  • Cataluña
  • 30-01-2021 | 09:01
  • Escribe: Bárbara Hermida Carrera

El principal miedo de los catalanes sigue siendo el Covid-19, a pocas semanas de la cita con las urnas.


La elección de Salvador Illa como nuevo candidato del PSC a la Generalitat de Cataluña dejaba claro que las próximas elecciones autonómicas catalanas, provocadas por la inhabilitación de Quim Torra, no serían unos comicios al uso.

Y es que la polémica y la incertidumbre parecen perseguir a estos nuevos comicios catalanes, habiéndose incluso dudado de la fecha en la que los catalanes irían a votar. Y es que la pandemia del coronavirus provocaba que el Govern catalán decidiera aplazar las elecciones hasta el 30 de mayo, en previsión de un descenso de la incidencia del virus; una decisión que era recientemente revocada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que reinstauraba la fecha inicial de los comicios, el próximo 14 de febrero.


Una fecha que parece haber beneficiado a los socialistas, que aún cuentan con el tirón electoral que ha provocado la elección de Illa como candidato del PSC, pero que también ha beneficiado a los partidos independentistas, coincidiendo el inicio de la campaña electoral con la obtención del tercer grado penitenciario de muchos líderes secesionistas catalanes.

Torpes hasta para molestar: Arran deja pintadas en una casa equivocada


Es el caso de Oriol Junqueras, líder indiscutible de ERC, que reaparecía en la esfera política pública para dar su apoyo a Pere Aragonès, candidato de los republicanos a la Generalitat.

"Estamos aquí para darlo todo, incluso nuestra libertad" ha asegurado Junqueras en su primer mitin tras su entrada en prisión "Si no gana ERC, ganarán los de siempre. Visca Catalunya lliure". 



También Jordi Turull y Josep Rull han salido del centro penitenciario de Lledoners para participar en un acto por la candidata de JxCat, Laura Borràs, demostrando que estas elecciones catalanas estarán muy marcadas por la opinión y los gestos de los presos independentistas, condenados por el procés, siendo anómala la participación de presos en las campañas electorales.

Anomalías que se presentan, incluso, en las encuestas realizadas sobre los resultados de las próximas elecciones catalanas. Y es que, tal y como ha señalado el diario La Razón, tres encuestas reallizadas en un corto espacio de tiempo, presentan resultados completamente distintos: el barómetro del CIS, la encuesta NC Report, y el sondeo del CEO.

La primera de ellas da como ganador absoluto a Salvador Illa, llegando el PSC a obtener el 23,9% del apoyo en las urnas, incluso por encima de ERC, el claro favorito de los sondeos para hacerse con el poder de la Generalitat. Una encuesta del CIS que resultaba ser un 'ffraude' por sus fallos en las entrevistas, siendo impreciso el muestreo utilizado para el sondeo.

Iglesias defiende el tercer grado a los líderes del 'procés' y trabaja para conseguir el indulto

En el caso de las otras dos encuestas, mantienen a los republicanos catalanes como los claros favoritos, aunque difieren en los porcentajes de votos, dejando en segundo lugar a JxCat y en tercer lugar a Salvador Illa por el PSC.

Los catalanes, más preocupados por el Covid-19

Mientras los representantes políticos de las distintas formaciones se enfrentan en una breve pero intensa campaña electoral, miles de ciudadanos catalanes viven atemorizados de que el dia de los comicios llegue. Y es que muchos de ellos tendrán que formar parte de las mesas electorales, poniendo en riesgo su salud para defender el derecho a voto.

"No se trata de algo de vida o muerte. Las elecciones se pueden posponer perfectamente, ya que antes del derecho a voto está el derecho a la salud" critica Cristina, convocada para ser presidenta de mesa, en una entrevista con RTVE.

Descubren el oscuro interés de ERC para aplazar las elecciones al 30 de mayo

Un miedo que se ha extendido como la pólvora entre miles de ciudadanos, que han creado un grupo de Telegram, #noasermembremesa2021, para defender su derecho a la salud, aludiendo a los artículos de la Constitución que protegen el derecho a la vida y a la integridad física y moral, y el derecho a la protección de la salud, recordando que "compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas, y de las prestaciones y servicios necesarios".

Unas prestaciones que desde el Govern se asegura que se presentarán a los convocados, haciendo pruebas de antígenos a los componentes de las mesas, y proporcionando equipos de protección individual (EPI) a los miembros de la mesa durante la votación de las personas contagiadas o en cuarentena.

"El miedo no vale, hay garantías" asegura Ismael Peña-López, director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales. Unas garantías que no son suficientes para los convocados, que critican no tener experiencia en la utilización de los EPI, pudiendo contagiarse al quitárselos: "si es tan seguro, ¿por qué no van ellos?" se quejan.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario