El desconocido nombre completo de Felipe VI: fue escogido por estas razones

  • Política
  • 14-07-2022 | 09:07
  • Escribe: Enrique Sanz
El monarca debe su nombre a unos motivos muy antiguos


A menudo, se suele señalar que sobre la figura de los reyes converge todo el linaje de sus ancestros, una carga que deben soportar con valentía y responsabilidad para poder estar a la altura de las circunstancias y no fallar a sus súbditos. Esta idea suele tener mucho sentido cuando se trata de los nombres reales, que siempre son excesivamente largos pero muy pocos entienden o saben de dónde han salido tantos nombres y apellidos.

Para el caso de nuestro rey actual, Felipe VI, su verdadero nombre oficial como monarca y descendiente del linaje de los Borbones sería el siguiente: Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos. Esta impronunciable sucesión de nombres podría dar la sensación de que el trono de nuestro país está manejado por diferentes personas, pero la excesiva longitud del nombre del rey actual tiene una explicación.



El rey se llama Felipe por el monarca Felipe V de Anjou, el primer Borbón que reinó en España después de la Guerra de Sucesión desatada en el año 1700 a la muerte del último Habsburgo español, Carlos II de Austria. El nombre Juan recuerda a don Juan de Borbón, su abuelo paterno que estuvo luchando de forma incansable por la restauración de la monarquía y la Corona española durante la dictadura de Francisco Franco y fue uno de los responsables de la educación de Juan Carlos I cuando este entró en los planes del dictador para sucederle y prolongar la dictadura y el terror en nuestro país. Afortunadamente, las lecciones de su padre calaron hondo y Juan Carlos I abogó por la Transición y la democracia desde el mismo momento de la muerte de Franco.

Su otro abuelo, el materno, es el encargado de otorgarle el nombre de Pablo. Pablo I de Grecia fue el penúltimo rey de los helenos antes de la llegada de la república a aquel país, además de ser el padre de la reina emérita Sofía de Grecia. El nombre de Alfonso se debe a uno de los últimos monarcas españoles, el que dio paso a la II República en España: Alfonso XIII, su bisuabuelo.



El apellido de Todos los Santos no corresponde a ninguna figura histórica o monarca en concreto, sino que está asignado directamente a todos los Borbones gracias a la tradición que Felipe de Anjou importó desde Francia, puesto que allí los Borbones se apellidaban de esta curiosa manera. Así, el nombre del rey Felipe VI es un auténtico vistazo al pasado y al legado de la monarquía española en nuestro país, puesto que grandes e importantes figuras para el devenir de España están presentes en el nombre del actual monarca.

Naturalmente, la tradición del apellido familiar se mantiene. Felipe VI debe delegar, cuando el momento sea el apropiado, el mando de la Corona española en su hija mayor, Leonor de Todos los Santos, que tiene ahora 17 años de edad y se encuentra estudiando un Bachillerato en el extranjero. La tradición de agregar el apellido de Todos los Santos se mantiene y aplica también para la futura heredera, que continúa su formación como reina de España ajena a la importantísima carga histórica que tiene el verdadero nombre de su padre.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario