El Defensor del Pueblo recuerda a los indepes que Cataluña es España... ¡¡y les hace rabiar como nunca!!

  • Cataluña
  • 17-05-2020 | 21:05
  • Escribe: Daniel Guerra

La prensa independentista ataca al Defensor tras su recordatorio de la obligatoriedad del uso del castellano en vías públicas.




El independentismo catalán ha utilizado siempre la lengua catalana como una de las herramientas de su 'lucha' contra España, utilizando la lengua como un elemento diferenciador dentro de la comunidad autónoma.

Así pues, en múltiples ocasiones, han intentado obligar a comerciantes y establecimientos a rotular y dar su información en catalán, y no en castellano, evitando así que la lengua oficial sea la más utilizada entre la ciudadanía.



Sin embargo, la imposición de la lengua catalana en el ámbito público, o en el mobiliario urbano, como es el caso de la señalética de tráfico, ha sido denunciada por el Defensor del Pueblo, que ha recordado a algunos ayuntamientos la obligatoriedad de que estas señales estén en castellano.

"Las indicaciones escritas de las señales se expresarán, al menos, en la lengua española oficial del Estado" ha recordado el Defensor del Pueblo en su informe anual, solicitando a los ayuntamientos de Tarragona, Vilafranca de Penedès, el Masnou y Pineda del Mar que modifiquen sus señales de tráfico "tal y como establece la ley".



El enfado de los indepes ante la Ley

"Si los ayuntamientos pretenden que los ciudadanos cumplan la normativa de tráfico, la señalización en los municipios se ajustará escrupulosamente a la legalidad" ha insistido la entidad, que ha defendido que, en el artículo 3 de la Constitución, se especifica que el castellano es "la lengua oficial del Estado".

Sin embargo, este "recordatorio" no ha gustado a los independentistas, cuyos medios de comunicación digitales han cargado contra el Defensor del Pueblo.



"Entender una señal de tráfico con unas sencillas indicaciones, ser castellanohablante no es ningún impedimento" ha criticado el diario LaRepública, que ha defendido que los carteles de tráfico los pueden comprender los españoles a pesar de estar escrito en catalán.

Es más, afirman que la exigencia del Defensor del Pueblo de cambiar la señalética es de orígen "ideológico", y no una exigencia legal. (¿Cuánto dinero público derrochó Puigdemont en su república ficticia? ¡Un informe acaba de sacar todo a la luz!)



"Debe tratarse de un impedimento de otro tipo, pongamos ideológico, por ejemplo" critica el medio independentista, que afirma que esta queja del organismo correspondía a que "el Defensor del Pueblo se aburría".

Facebook Twitter

Deja tu Comentario