El Debate de GH VIP pone la casa patas arriba

  • TV y Cine
  • 08-10-2018 | 06:10
  • Escribe: Redacción

De los llantos de Verdeliss al fuego entre Omar y Techo, el deabate de GH VIP tuvo de todo


Los domingos de debate son tan o más intensos que las noches de expulsión en 'GH VIP'. Telecinco se las está apañando para conservar el producto fresco cada día y de momento lo está logrando con excelentes resultados.

Anoche hubo varios frentes tanto dentro como fuera de la casa, que hicieron del debate de ayer, uno de los mejores en esta nueva edición. La intervención de la abuela de Omar en plató, levantó tantas pasiones como el 'edredoning' de su nieto con Techi dentro de la casa.


Aunque uno de los momentos más emotivos lo vivió Verdeliss, que recibió una sorpresa por parte de sus hijos en el concesionario. En una semana donde ella misma reconoce estar "tocada" por la nominación, el dibujo que le regalaron sus pequeños fue una inyección de felicidad. La blogger, madre de seis y embarazada de cuatro meses, se mostró algo arrepentida de entrar al concurso: "Necesito saber que no piensan que los he abandonado".

Verdeliss no pudo contener la emoción al ver los dibujos y escuchar el audio que le hicieron, y lanzó otro mensaje para sus hijos: "Les quiero un montón, sé que lo saben y espero que no se les olvide". 


Al lado opuesto de la balanza vimos la relación entre Techi y Omar, que anoche dio un paso más al reanudarse. La madrileña, tras su ruptura con Alejandro, decidió poner punto y final a su 'calentón' con el ex de Chabelita, aunque el arrepentimiento duró unas horas, ya que luego volvieron a empañar las cámaras con un 'edredoning' salvaje. Tanto que Sandra Barneda lo calificó como “ardedoning". 

Fuera del plató, pese a perder muchos apoyos, Omar todavía cuenta con la ayuda de su abuela, Mª Ángeles, que anoche dio una lección de defensa sobre su nieto a base de buenas palabras, saber estar y la dulzura propia de una abuela, que hizo estallar el plató con la ovación de la noche. 



Por último, dentro de la casa, la audiencia decidió quien debía ser VIP y quien sirviente en esta semana. La dura tarea recayó en el equipo de Mónica Hoyos, formado por: Mónica, Omar, Asraf, Techi, Makoke y Suso. 

Ángel Garó, pese a salir airoso, no estuvo conforme con el resultado: ""¿De qué me sirve a mí ser cliente si lo vais a hacer mal y voy a pagar las consecuencias?". 



Facebook Twitter
Deja tu Comentario