El dardo envenenado de Errejón que condena a Pablo Iglesias: se define como una víctima más

El dardo envenenado de Errejón que condena a Pablo Iglesias: se define como una víctima más

21/08/2022

| Enrique Sanz

Facebook
Twitter

El líder de Más País no se contiene y señala al fundador de Unidas Podemos

Nueva división en el frente de Unidas Podemos: Íñigo Errejón dispara toda la artillería pesada contra Pablo Iglesias. La presentación del libro del líder de Más País 'Con todo: de los años veloces al futuro' ha estado marcada por una tónica agresiva hacia el fundador de la formación morada. El propio libro es un resumen de los años de Errejón dentro de Unidas Podemos en los que se revela el verdadero rostro de Pablo Iglesias.

Íñigo Errejón no tiene problemas en definirse como una "víctima" más de Pablo Iglesias, que promovió el "caudillismo podemita" y el "estalinismo cuqui". De esta forma, se confirman las sospechas de los españoles: Unidas Podemos es un agente que intenta imponer el comunismo en nuestro país. Fue Errejón, sin embargo, el responsable de su propia caída.

A Errejón le sale caro su 'trauma' con Ryanair: humillado en redes sociales 

El líder de Más País lo reconoce: "Si Podemos ya no es la papeleta, sino que la papeleta es Pablo, el partido se ha entregado al soberano. Al menos simbólicamente se caudilliza. Un modelo que yo mismo después constitucionalizaré en Vistalegre y al que daré soporte intelectual... Como un ratón que diseña la trampa que luego lo matará... Ahí se funda el caudillismo podemita". Errejón no se detiene ahí y hace un brutal repaso de toda su etapa como militante de Unidas Podemos.

El supuesto totalitarismo de Pablo Iglesias es definido por Íñigo Errejón como la toma de "decisiones que no fueron correctas que llevaron a que los caminos se fueran separando". Sin embargo, el hoy líder de Más País participó de esta toma de decisiones que provocó su propia enemistad con Pablo Iglesias.

Las diferencias entre ambos se fueron acentuando con el paso del tiempo: Pablo Iglesias defendía la necesidad de incluir comunistas en el aparato del partido, mientras que Errejón consideraba tomar una postura más neutral dentro de la izquierda. El "caudillismo" que él había fomentado comenzaba a pasar factura, generando una enorme brecha en su amistad con Iglesias por culpa de los comunistas y los anticapitalistas. 

"Efectivamente, no hemos empezado y ya soy el ala derecha de Podemos". Esta posición contraria a los designios de Pablo Iglesias acabó por destrozar la relación entre ambos. La llegada y el asentamiento de la "camarilla" fue el golpe definitivo a la presencia de Íñigo Errejón en Unidas Podemos. Este grupo de personas muy cercanas a Pablo Iglesias son "una legión de fontaneros que va a los mítines no a emocionarse o aportar ideas, sino a hablar mal de unos y ofrecer prebendas a otros".

El culmen de la influencia este grupo de personas es la llegada de Irene Montero a la vida de Unidas Podemos. El tiempo de Errejón como portavoz de la formación morada está siempre supeditado por Montero. No puede actuar sin la supervisión de Irene Montero ni de Pablo Iglesias, un ámbito del partido en el que se encuentra "en minoría".

Es un mentiroso compulsivo: los españoles obtienen la prueba definitiva

El desencanto inicial de Íñigo Errejón con Unidas Podemos se acentúa con el paso del tiempo y la profundización del "caudillismo" de Pablo Iglesias. Es el tiempo de las investigaciones internas de Mónica García, la expulsión de Rita Maestre del aparato del partido y los últimos desplantes a Íñigo Errejón, que ya libra una guerra abierta contra Pablo Iglesias. Desde entonces, funda Más País y recluta a todos los descontentos con Iglesias y su gestión de Unidas Podemos para hacerle frente. Parece haberlo conseguido: el alumno superó al maestro, aunque fuera en el terreno electoral.

Facebook
Twitter

Deja tu Comentario