El crimen que estremece a toda Europa: asesinan a una niña de nueve años mientras jugaba en la calle

  • Sucesos
  • 02-08-2022 | 07:08
  • Escribe: Enrique Sanz
La policía británica trabaja a destajo para demostrar la culpabilidad del principal sospechoso del caso


La ciudadanía europea está conmocionada por el último suceso que ha acontecido en territorio británico: el asesinato de una niña de nueve años que jugaba tranquilamente en la calle de una pequeña localidad inglesa, Boston. El suceso está todavía rodeado de un misterio inexplicable y las autoridades policiales británicas trabajan sin descanso para aclarar este turbio crimen.

Las pesquisas iniciales llevaron a la detención de dos posibles hombres relacionados con el asesinato de Lilia Valutyte, pero finalmente fueron puestos en libertad al quedar probada su inocencia. Sin embargo, una revisión más concienzuda de las cámaras de seguridad de la calle en la que jugaba la menor asesinada revelaron a los investigadores la figura de un joven de 22 años que actuaba de forma sospechosa en unos momentos de tiempo coincidentes con las horas entre las que se estima que la pequeña de nueve años fue asesinada.



La detención de este sospechoso, que se ha convertido en el principal del caso, se ha podido realizar gracias a "una combinación de datos de inteligencia e información proporcionada por diferentes ciudadanos", en un intento de esclarecer las circunstancias que llevaron al joven de 22 años a apuñalar hasta la muerte con un cuchillo a Lilia Valutyte.

La pequeña, que jugaba frente al establecimiento donde trabajaba su madre, falleció a causa de las puñaladas propinadas, supuestamente, por el principal sospechoso del caso, que todavía no ha declarado nada pese a los intentos de interrogatorio por parte de las autoridades policiales de Boston. Los motivos del crimen también se desconocen, aunque los primeros indicios apuntan a que se podría tratar de una venganza por cuestiones de dinero, puesto que el joven habría realizado un trabajo de índole desconocida para la madre de Lilia que todavía faltaba por pagar. 



Habiendo identificado a la pequeña, el joven decidió tomarse la justicia por su mano y vengarse de ese retraso en el pago asesinando a su hija prácticamente delante de sus ojos, apuñalándola hasta que falleció. De esta forma, el principal sospechoso sigue detenido mientras que la policía de la zona registra todos los rincones buscando el arma homicida y nuevas pruebas que permitan orientar el caso hacia su resolución definitiva.

La consternación ha marcado por completo la jornada en Boston, donde la bandera de los edificios oficiales ondea a media asta y las autoridades civiles han decretado el estado de luto en la tranquila localidad británica. Las muestras de repulsa por el horrendo crimen se han convertido en homenajes y cariñosas despedidas para Lilia Valutyte, cuyos juguetes ensangretados se han convertido en el centro de los altares y recordatorios que hay instalados cerca del lugar donde se cometió el crimen.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario