El correveidile mayor de Sálvame tiene nombre y apellidos: Antonio David Flores

  • TV y Cine
  • 10-03-2021 | 21:03
  • Escribe: Blanca Torres

El colaborador de Sálvame ha vuelto a demostrar que es un chivato: sigue haciendo lo posible por estar metido en todos los fregados


Kiko Matamoros destapó al mayor alcahuete de Sálvame con motivo de su enfrentamiento con Lydia Lozano: “Antonio David me contó que Lydia estaba al lado de Patricia y le dijo que estaba en el calabozo y que tenía documentación”, reveló.

Esa revelación por parte de Antonio David a Matamoros provocó el enfado de éste con Lydia y un enfrentamiento en directo. Todo el mundo sabe que Antonio David guarda rencor a Lydia por lo que sucedió hace unos meses, cuando la periodista le planteó una serie de preguntas muy comprometidas durante su paso por la sección ‘Quiero Dinero’.


Por algo tiene fama de mala compañera: Lydia Lozano vuelve a meter la pata hasta el fondo

Desde entonces estaba esperando el momento para cobrarse su venganza y ha aprovechado lo sucedido con Kiko Matamoros para sembrar la discordia entre ellos y reavivar la polémica que eternamente ha perseguido a Lydia: ¿Es una buena compañera o no?


Sea cual sea la respuesta, parece evidente que quien no es buen compañero es Antonio David, que desde su ingreso en Sálvame no ha dejado de meterse en líos. Ha tenido ya problemas con Jorge Javier Vázquez, con Belén Esteban, con Lydia Lozano, con María Patiño, con Gema López, con Canales Rivera...

Todos los problemas de Antonio David en Sálvame

Su forma de proceder es muy peculiar. Se va enterando de cosas y las va contando a las espaldas de los compañeros. Cuando se monta el espectáculo en plató, interviene o se calla en función de sus intereses. Quizá no se imaginaba que Kiko no iba a tener reparos en desenmascararle.



Antonio David ha quedado como un chivato y como un pelota. Sabe a quién se tiene que arrimar para que su carrera en Telecinco no sea más corta de lo que él desea y no tiene ningún impedimento en hacer lo que sea necesario para seguir sentado en una silla del programa.

Injurias, calumnias y daños al honor: Belén Esteban, entre la espada y la pared

Si tiene que chivarse de un compañero, lo hace; si tiene que vender a un compañero, lo hace; si tiene que manipular, lo hace; si tiene que faltar al respeto, lo hace; y así un largo etcétera que le convierte en uno de los colaboradores más peligrosos e imprevisibles.

Lydia Lozano es la última prueba: colaboradores de Sálvame, vigilen bien sus espaldas porque en cualquier momento puede aparecer Antonio David con el puñal. Vigilen lo que cuentan, vigilen lo que hacen. Porque el ex Guardia Civil puede estar acechando en busca de alguna información con la que echarse un poco más de dinero al bolsillo.

Facebook Twitter