El coronavirus se carga del todo al cutrechiringuito de Puigdemont

  • Cataluña
  • 26-03-2020 | 00:03
  • Escribe: Pedro Riscal

Año y medio después de la fundación del Consell de la República, lo que debían ser un millón de afiliados se ha quedado en 87.923.


Se llama Consell de la República y no es más que un cutrechiringuiuto con el que Carles Puigdemont intenta sacarle los cuartos a los incautos catalanes que todavía siguen creyendo que la república catalana existe.

El Consell de la República viene a ser algo así como el gobierno de la república catalana en el exilio mientras el 'virrey' Torra hace su trabajo, como subordinado, desde Cataluña.


Son los jueguecitos a los que nos tiene acostumbrados el expresidente fugado. Pronto hará dos años que Puigdemont montó este chiringuiro con la esperanza de reunir a un millón de afiliados pagando una cuota de 10 euros.

Los catalanes le dan la espalda a su "frikipresidente'

Pero los catalanes le han dado la espalda a su frikipresidente en el exilio. A día de hoy se registran 87.923 inscritos en el invento. Diez veces menos que las previsiones del iluminado Puigdemont. (El Consell de la República quiere a España fuera de la UE... ¡Qué gilipollas son!)


En el bolo de Perpiñán Puigdemont y su séquito intentaron generar nuevas altas para su invento, que era su fuente de ingresos hasta que llegó el sueldo del Europarlamento. Y, según informa El Triangle, el 29 de febrero, con motivo del encuentro de Perpiñán del separatismo con sus líderes pudieron hacerse 644 incorporaciones al invento.

Pero el coronavirus ha acabado con las ilusiones del fervor popular que debia florecer en Perpiñán para garantizar la viablidad del proyecto. Las altas actuales, según la misma fuente, se van produciendo apenas de diez en diez.



En Noviembre de 2018 Puigdemont dijo que este Consell de la República se activaría cuando acogiera a un millón de afiliados. O, lo que es lo mismo, con 87.923 no hay nada que hacer. 

40.000 adhsesiones de entrada y sede social en Bélgica

En noviembre de 2018 Puigdemont y Torra presentaron en el Teatro Real Flamenco de Bruselas este engendro del Consell de la República. Allí estuvieron Pere Aragonès; los consejeros Jordi Puigneró, Josep Bargalló, Damià Calvet y Laura Borràs, y los ex consejeros Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí. Y todas las fuerzas vivas del independentismo: la ANC, Òmniun, AMI y la ACM, y ERC. (Así ha sido el pistoletazo de salida al Consell de la República de chichinabo)

Ese día Puigdemont anunció un registro de 40.000 adhesiones, lo que daba pie a pensar que el negocio podría acabar funcionando. Y el presidente fugado advirtió que la sede social del chiringuito estaría en Bélgica porque "aquí no nos pueden aplicar ningún 155".

Puigdemont aseguró que el Consell per la República tendría 100 miembros: 25% de los miembros serán diputados del Parlament, otro 25% provendrán del ámbito municipal, otro 25% de las entidades sociales y el 25% restante serán “ciudadanos de todo el mundo”.

Puigdemont defendió que el Consell per la República era un “espacio libre” para “conjugar la unidad estratégica” del independentismo y “que no depende de nadie más que de los ciudadanos que quieren formar parte de manera voluntaria y activa”. “Un espacio diverso, lo más diverso que se pueda y lo más plural que se pueda”, enfatizó ante un millar de personas en la presentación del Consell de la República.

“Hoy presentamos la tercera victoria (del independentismo), contra la que el Estado no podrá hacer nada”, dijo el eufórico el líder independentista, quien después ha reivindicado que Cataluña es ya “un sujeto político de hecho” pero todavía tiene que conseguir serlo también “de derecho”. (El increíble chiste de Rahola en FAQs: así funcionará el Consell de la República)

Sólo le faltaba a Puigdemont el coronavirus para que los ciudadanos catalanes se olviden de él y de sus cutrechiringuitos. Hay cosas más importantes que sus aires de grandeza en la clandestinidad.

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario