El concejal de la CUP que pidió toser a los militares se las verá con la justicia

  • Cataluña
  • 25-03-2020 | 08:03
  • Escribe: Pablo Ruiz

Joan Coma Roura (CUP) puede acabar entre rejas por su peligroso tuit


El 16 de marzo, el concejal de la CUP en Vic (Barcelona) Joan Coma i Roura provocó una polémica en Twitter al publicar un tuit en el que pedía toser "en la cara" al Ejército si acudía a Cataluña por el coronavirus.

"Si vemos al Ejército abracémosles fuerte, tosiéndoles en la cara. Igual así se van de aquí y no vuelven más", dijo el radical separatista. (Este miserable locutor de la radio pública catalana se mofa de los muertos de Madrid)


Denuncia

Societat Civil Catalana (SCC) ha denunciado al concejal de la CUP en Vic Joan Coma Roura, el miserable que pidió toser en la cara de los militares para pegarles el virus.

SCC ha llevado a la Fiscalía el tuit del dirigente cupaire, que podría incurrir en un delito de incitación al odio e intimidación contra las Fuerzas Armadas.


Posible delitos

La bilis que Joan Coma vomitó en Twitter puede implicar delitos recogidos en los artículos 501.1.a, 501.3, 554 y 559 del Código Penal.

El artículo 501.1.a prevé una pena de prisión de uno a cuatro años y una multa de seis a doce meses para "quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad".



El 501.3 establece que las citadas penas "se impondrán en su mitad superior cuando los hechos se hubieran llevado a cabo a través de un medio de comunicación social, por medio de internet o mediante el uso de tecnologías de la información, de modo que, aquel se hiciera accesible a un elevado número de personas". 

Los artículos 554 y 559 hacen referencia a atentados contra la autoridad mediante agresiones o intimidaciones que serán castigados con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de tres a seis meses. 

Escalada de fanatismo

Fernando Sánchez Costa, presidente de Societat Civil Catalana, ha lamentado la “lamentable escalada de intolerancia y fanatismo” en ciertos sectores del independentismo catalán durante la crisis del coronavirus.

"No vamos a dejar pasar ni una, hay que frenar esto en seco", añadido Sánchez Costa.

Joan Coma ya fue investigado

Coma fue investigado por la Audiencia Nacional, y después por un juzgado de instrucción de Vic, por afirmar, durante un pleno del pasado mandato municipal, que para hacer una tortilla había que romper huevos, en alusión a la independencia.

La investigación a Joan Coma i Roura acabó siendo archivada al no considerarse incitación a la sedición, desobediencia o prevaricación.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario