El colmo: llevan a 10 niños a cantarles a los golpistas en Lledoners

  • Cataluña
  • 21-10-2018 | 10:10
  • Escribe: Lucas García

10 niños de Primaria y de la ESO se desplazaron hasta la cárcel de Lledoners para cantar a los presos políticos.




En las inmediaciones de la cárcel de Lledoners, hace aproximadamente una semana, se vivió una nueva muestra de adoctrinamiento independentista. Una auténtica asquerosidad en niños de 11 a 14 años que consienten sus propios padres.

El periódico El Mundo recoge un hecho lamentable que sucedió en Agramunt. El grupo ‘La Orquesta por la libertad’, de 10 niños de Primaria y de la ESO, se desplazaron hasta la cárcel de Lledoners, en Lleida, para cantarle a los políticos catalanes presos.



La excusa de sus padres

Los padres de los niños son “dos de los fruteros del pueblo y tocan el trombón y la guitarra. Los hijos del alcalde se encargan del clarinete y el piano. Los de la encargada de la gestoría empuñan la trompeta y la guitarra. Los del transportista rumano son los violinistas. El del dueño de la productora audiovisual toca el violín. Y nuestra anfitriona, la clarinetista, es hija de un trabajador de los servicios de emergencias médicas”, tal y como dice dicho medio.

El pasado 12 de octubre

Fueron a Lledoners y tocaron ‘Els Segadors’, a las puertas de la entrada de la cárcel y ‘El Cant dels Ocells’ para los políticos Junqueras (ERC), Raül Romeva (ERC), Jordi Cuixart (Òmnium), Joaquim Forn (PDeCAT), Dolors Bassa (ERC), Josep Rull (PDeCAT), Jordi Turull(PDeCAT), Carme Forcadell (ERC) y Jordi Sànchez (ANC) que están en prisión preventiva.



Los niños son del vecindario de Agramunt, un pueblo más típico por los turrones que de la independencia. Los padres de los propios críos defienden la iniciativa y otros vecinos del pueblo están totalmente avergonzados por el adoctrinamiento. “No somos niños manipulados ni adoctrinados. Creo que es natural pensar igual que tus padres. Es algo normal a esta edad. Lo mismo debe de pasarle a un chaval de mi edad de Madrid que tenga unos padres que sean y se sientan muy españoles. Quiero decir con esto que, cuando eres pequeña, las opiniones de los padres, a veces, las haces propias”, explica una de las niñas de 14 años que estuvo en Lledoners.

Desde el pueblo, voces anónimas, también se han mostrado contra la iniciativa: “Ya tendrán tiempo los niños, cuando sean mayores, de opinar y de meterse en política. Primero, son menores. Segundo, hay muchas otras causas por las que tocar”.



Facebook Twitter

Deja tu Comentario