El Cobrador del Frac la persigue y… ¡¡Chelo García Cortés se pone como una moto!!

  • TV y Cine
  • 24-07-2020 | 09:07
  • Escribe: Redacción

Chelo sufre al Cobrador del Frac en sus propias carnes por 2,50 euros


Chelo ha sufrido en sus propias carnes al Cobrador del Frac que no dejó de perseguirla desde que puso un pie en el hotel en el que se aloja. 

La colaboradora vivía una de sus tardes más difíciles después de ser acusada públicamente de morosa. (“¡Eres un sucio!” Y Kiko envía a Anabel Pantoja a ‘Espejo Público')


El Cobrador del Frac no dudó en perseguirla durante toda la tarde reclamándole la deuda de 2,50€ que al parecer debía a 'La Muralla', el bar donde pasan muchas horas los colaboradores del programa. 


Finalmente acabó estallando contra la dirección del programa, en este caso, con David Valldeperas, asegurando que "no me merezco este bochorno". 

Chelo la morosa de Sálvame

La tarde de este jueves ha venido cargada de polémica y ha puesto contra las cuerdas a la mismísima Chelo García Cortés. 



El Cobrador del Frac empezaba a hacerle la vida imposible a la periodista tras su salida del hotel. El señor la perseguía allá donde iba, en cada paso que daba

"¡Qué vergüenza!", espetaba Chelo durante la reunión con David entre otras cosas porque según ella misma aseguraba tiene familia y estas cosas les afectan. ("Tengo que pasar por el quirófano". La vida de este colaborador de Sálvame está a punto de cambiar para siempre)

"Doña Consuelo, tiene una deuda", "mi cliente quiere cobrar" o "nos veremos en los tribunales", han sido algunas de las frases que El Cobrador del Frac le espetó durante la tarde. 

El hombre no se separó de ella en toda la tarde y como era de esperar la colaboradora acabó estallando contra él. "¡Váyase a su casa y déjeme en paz!". 

Chelo afirmó haber aguantado "lo que no está escrito" y terminaba rompiéndose en directo. "Esto es un sofocón ¡No me merezco el bochorno de esta tarde!". 

A pocos minutos del final del programa Kiko, Antonio y Alonso se trasladaban hasta el bar para saldar la deuda de Chelo y el dueño aseguraba que el importe ya había sido pagado por Antonio David y que él no quería ese dinero. Finalmente, Hernández, lo dejó de bote para el bar resolviendo así todo el entuerto. (Este es posiblemente el ridículo más humillante de Sálvame en toda su historia)

Facebook Twitter
Deja tu Comentario