El CDR perdonado ha vuelto a España gallito: "Que desaparezca la Guardia Civil y se disuelva la Audiencia Nacional"

  • Cataluña
  • 13-01-2021 | 08:01
  • Escribe: Gonzalo Palacios

Adrià Carrasco había huido a Bélgica en 2018 para impedir la detención de la Guardia Civil.


Adrià Carrasco, el miembro de los CDR que ha estado en Bélgica desde 2018, donde huyó para impedir una detención de la Guardia Civil, ha regresado a Barcelona después de que su causa judicial ha sido archivada por falta de pruebas. Y ha vuelto gallito.

300 radicales se juntan en plena pandemia para darle la bienvenida a un CDR fugado


En una entrevista concedida al programa Aquí, amb Josep Cuní de la Ser, ha manifestado que "la compensación más correcta sería que la Guardia Civil dejara las armas y la Audiencia Nacional se disolviera".

"La única respuesta justa es la disolución de este tribunal que es totalmente aberrante y es un tribunal de excepción que nunca debería existir en un Estado supuestamente de derecho" ha dicho Carrasco, que antes, en Catalunya Ràdio, ha acusado al Estado de practicar "montajes policiales desde el inicio del franquismo".


Los CDR queman dos muñecos de Felipe V y Felipe VI en la Diada

El miembro de los CDR se ha mostrado "enfadado y preocupado" por la "práctica de acusar de terrorismo" porque, asegura que no tenían nada contra él, sólo "humo y teatro". "No soy ni la primera ni la última víctima de un montaje policial", ha añadido.



La detención frustrada de Adrià Carrasco

El 10 de abril de 2018, la Guardia Civil no encontró al joven en su domicilio cuando fue a detenerlo para que testificara ante la Audiencia Nacional junto a la también miembro del CDR, Tamara Carrasco, quien fue acusada de terrorismo, pero finalmente absuelta de todos los cargos.

Unos dos meses después, el grupo de apoyo a Adrià Carrasco explicó en declaraciones a los medios que el joven había huido al extranjero. El dispositivo para su detención se enmarcó en la operación 'Cadera': agentes de la Guardia Civil acudieron al domicilio de Adrià Carrasco, al que no encontraron, y al de Tamara Carrasco, en Viladecans (Barcelona), a quien detuvieron. 

La CDR Tamara Carrasco, una 'infiltrada' indepe en las elecciones españolas

 Adrià Carrasco estaba acusado de los presuntos delitos de rebelión y terrorismo, y su grupo de apoyo explicó que había abandonado el país para tener "ciertas garantías". La Audiencia Nacional envió la investigación a los juzgados catalanes al no apreciar un posible delito de terrorismo, ante lo que la defensa de Carrasco pidió que se retiraran todos los cargos.

El grupo de apoyo al joven ha leído un manifiesto en el que ha expresado: "Hace 1.007 días la Guardia Civil golpeaba la puerta de la casa de Adri. Fue la puerta de Adrià Carrasco, pero podría haber sido la puerta de cualquiera".

Han reprochado que "el Estado se sirve de montajes policiales para defender sus propios intereses criminalizando cualquier forma de disidencia", y han afirmado que se vulneran los derechos fundamentales de manifestación, libertad de expresión y derecho a la vivienda.

 

 

Facebook Twitter
Deja tu Comentario